Viviendas costosas provocaron asentamientos ilegales y migración

4 octubre 2016 9:02 pm

Por Mario Ángeles

 

El titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de la Ciudad de México, Felipe de Jesús Gutiérrez, reconoció que altos precios de la vivienda en la capital ha provocado que cerca de 390 mil habitantes migren.

Durante su comparecencia ante diputados de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) detalló que 330 mil cambiaron de residencia a municipios del Estado de México e Hidalgo, mientras que el resto se asentó de manera ilegal en área naturales protegidas.

Por ello, anunció que se trabaja en conjunto con otras instituciones para rescatar más de tres mil hectáreas protegidas, afectadas por estos asentamientos irregulares que provocan cambios en la calidad de los suelos.

Comentó que los asentamientos se registran principalmente en las zonas de Xochimilco y Tlalpan y son susceptibles a derrumbes e inundaciones debido a su ubicación.

El funcionario dijo que serán instituciones académicas como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las que se encarguen de analizar las condiciones de las familias y las zonas en las que se encuentran, para decidir si se reubican o son compactados.

Felipe de Jesús Gutiérrez indicó que las personas que migraron a la periferia siguen trabajando o estudiando en el Valle de México, lo que genera seis millones de viajes diariamente, aumentando la contaminación, el tiempo de traslados y los costos en transporte público.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) los ocupantes por vivienda en la ciudad se han reducido en 5.6% de 1970 a 3.4% ocupantes en 2015, señaló que cada vez se requieren más viviendas para alojar al mismo número de habitantes, de las cuales sólo se construye una cuarta parte de la demanda, provocando el encarecimiento de las mismas.

Reconoció que a tres años de haberse suspendido la aplicación de la Norma 26, la cual ha frenado la venta de interés social, ésta ya no puede reactivarse debido a que fue diseñada hace 20 años y fue rebasada por lo precios del salario base.

La diputa Margarita Martínez Fisher, de la fracción parlamentaria del Partido de Acción Nacional (PAN), comentó en su oportunidad, que se debe de avanzar en medidas para sancionar a quien dio un mal uso a la norma, ya que de no ser así, se afectaría a terceros como es el caso de los compradores.

Como acción a esta norma, el titular de Seduvi, comentó que desde hace un año se trabaja en el Programa General de Desarrollo Urbano, realizado en un acuerdo con la ciudadanía, para poder rescatar esta política pública y generar vivienda accesible.

En cuanto a la controversia constitucional sobre la invasión de competencias entre la ALDF y del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, explicó que la Consejería Jurídica coordina el proceso donde se concentran las revisiones y observaciones de este caso, donde se implican temas como la planeación de la ciudad.

En este tenor, explicó que la Seduvi ha implementado una nueva manera de desarrollo urbano participativo en el proceso de transformación que vive la ciudad, donde se encuentra el proceso de actualización del Programa de Ordenación de la Zona Metropolitana del Valle de México, que definirá las políticas de ocupación del territorio integrado por las 16 delegaciones de la Ciudad de México, 59 municipios del Estado de México y 21 municipios de Hidalgo.

En cuanto a las acusaciones personales que realizó el diputado de la fracción parlamentaria del PVEM, Fernando Zárate sobre existencia de familiares a los cuales se les otorgaron contratos de construcción en terrenos ubicados en Santa Fe e Iztapalapa, el titular de la dependencia lo retó a mostrar las pruebas pertinentes.

“Mi trayectoria y mi prestigio es lo que me trajo a este puesto” versó el titular.

A la discusión, reconoció que se deben superponer los intereses de la ciudadanía, sobre los intereses de particulares.

Comentarios