La emergencia sanitaria por la propagación del coronavirus Covid-19 generó el cierre de varios comercios, establecimientos y lugares en la Ciudad de México para evitar aglomeraciones, entre ellos moteles y hoteles, situación que no sólo afectó a ese sector sino también a las trabajadoras sexuales.

Muchas de ellas se quedaron en la calle y sin trabajo, ya que muchas de ellas no sólo ocupaban cuartos de hoteles para su servicio, sino también para vivir.

 

imagen-cuerpo

Aquellas que rentaban cuarto o casa en otros lugares se ven sin dinero pagar el mes de abril, ya que a partir del 2 de este mes los hoteleros cerraron sus puertas a todos los ocupantes.

Camila, trabajadora sexual en la CDMX, cuenta a El Big Data que las deudas se le están acumulando. Desde hace cuatro días no tiene un sólo cliente y ya no tiene dinero para pagar la renta y además debe alimentar a sus cuatro hijos.

Vanessa  es de Puebla y manda dinero para la manutención de su hijo y para ayudar para sus padres, pero desde que comenzó el mes sólo ha juntado para comer y no ve cómo hacerle, y asegura que ellas forman parte de las millones de personas en el país que no pueden quedarse en casa en esta emergencia sanitaria; viven al día.

imagen-cuerpo

“El dinero que gano mantiene a mi hijo y a mis papás, ellos se dedica al comercio ambulante en Puebla y a partir de mañana ya no van a poder vender, dígame qué voy hacer, prácticamente me tengo que ocupar de los tres, de la renta, de la luz, de allá y de aquí”.

El 30 de marzo se declaró emergencia sanitaria en la Ciudad de México y se suspendieron actividades no esenciales hasta el 30 de abril, pero después se amplió al 30 de mayo, lo que complica más el panorama.

Erika Ivon, quien ayuda a otras trabajadoras sexuales a llevar esta cuesta por la pandemia, reconoce que la situación es muy complicada para la mayoría de ellas, ya que muchas de ellas ni siquiera tienen familia en la ciudad.

Al preguntarles si nos les causaba miedo el poder contagiarse, ellas responden que deben trabajar para poder comer, porque si no se mueren de el virus se mueren de hambre.

Temas: