Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon, cumplió su sueño de viajar al espacio. Este martes, dejó la Tierra por 10 minutos para realizar turismo espacial en su propio cohete.

A bordo de la nave New Shepard, el hombre más rico del mundo, se elevó por arriba de los 106 kilómetros de altura para luego emprender el regreso a la Tierra, aterrizando en medio del desierto de Texas.

Más de dos décadas después de haber creado la empresa aeroespacial Blue Origin, Jeff Bezos viajó acompañado de su hermano, Mark; la piloto de 82 años Wally Funk; y Oliver Daemen un estudiante neerlandés de 18 años e hijo de un multimillonario.

imagen-cuerpo

Durante el trayecto, la cápsula en la que viajaron los pasajeros se separó del cohete propulsor una vez que alcanzaron los 76 kilómetros de altura, para luego continuar por su cuenta los restantes 30 kilómetros hasta una distancia de la superficie terrestre que les permitió experimentar por unos minutos la ingravidez. Con esto se va materializando su sueño de realizar turismo espacial.

"El mejor día", exclamó Bezos, una vez que aterrizó.


A diferencia del trayecto que hizo hace poco más de una semana desde Nuevo México el multimillonario Richard Branson, en el viaje de Bezos y sus acompañantes superaron la línea imaginaria de Karman, situada a 99.7 kilómetros de la Tierra y que en algunos ámbitos científicos se acepta como la división entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior.

Temas: