El Café La Blanca tiene en existencia poco más de un siglo, y en que el que si hablaran sus muros nos contarían historias desde su origen en 1915, ha sido otro sitio emblemático afectado por la pandemia de Covid-19.

Este histórico establecimiento, marcado con el número 40 de la calle 5 de mayo en el Centro Histórico, comenzó como un expendio de leche en 1915 por el empresario español Higinio Gutiérrez Peláez y en 1943, fue adquirido por Marciano Diez y Diez, agrandando su menú y convirtiéndose en uno de los lugares favoritos por los comensales.

imagen-cuerpo

café la blanca

|

Foto: guadalupe arce

 

Sin embargo, la pandemia de Covid-19 que acecha el país, produjo que sus muros cargados de historia, por su antigüedad y fotografías históricas de la Ciudad de México, fueran apartadas por dos meses del característico Centro Histórico.

 

“Sí, estuvimos cerrados más de dos meses, desde el 20 de marzo y en junio empezamos a trabajar otra vez pero para la calle nada más. Y ahorita trabajamos para la calle y aquí adentro, a partir de las 10:00 de la mañana”, expresó Juan Ramón Diez, dueño de ‘Café la Blanca’.

 

 

imagen-cuerpo

café la blanca

|

Foto: guadalupe arce

Para los colaboradores de este lugar ha sido complicada la situación y han tenido que enfrentarse como muchos otros sectores, a los estragos de la pandemia; así como, a adaptarse a las nuevas indicaciones que han dado las autoridades para evitar contagios en la población.

 

Como parte de las medidas sanitarias que los responsables del café han implementado para evitar contagios, se han dispuesto: los tapetes sanitarios, marcas de sana distancia, termómetro, gel antibacterial, caretas o lentes para los empleados y la usual invitación a los clientes para entrar con cubrebocas. Además de dos puertas: una entrada y la otra salida.

imagen-cuerpo

café la blanca

|

Foto: guadalupe arce

La capacidad del local es importante y aunque prevén contar con el 30 por ciento de aforo permitido por las autoridades, el local apenas cuenta con la mitad de este.

imagen-cuerpo

café la blanca

|

Foto: guadalupe arce

Asimismo, han modificado sus horarios y actualmente cumplen con un servicio de comida para llevar de 9:00 a 10:00 y de las 10:00 a las 18:00 horas, el negocio está abierto a los clientes.

 

De esta manera, este recinto se suma a la lista de sitios afectados por Covid-19, pero acatando las recomendaciones sanitarias, continúa dando batalla y espera salir adelante para seguir compartiendo más de un siglo de historia y sazón, acompañado de su tradicional café de Veracruz.

 

“Aquí tenemos comida mexicana y un poquito internacional. Tenemos fotos históricas de la Ciudad de México, una camioneta de 1921, desfiles militares de los años 30 y 40. Tenemos varias fotos antiguas como la de Plaza de toros en 1900, la de Bucareli en 1900 con el caballito. Tenemos el Palacio Nacional sólo con dos pisos antes de que le pusieran un piso más. Una barra de aquí adentro cuando abrieron en 1943 en este local, muchas fotos históricas”, nos platicó con emoción para El Big Data, el dueño de Café La Blanca.

imagen-cuerpo

café la blanca

|

Foto: guadalupe arce

imagen-cuerpo

café la blanca

|

Foto: guadalupe arce

 

 

 

 

 

 

 

 



Temas: