Los dentistas también están en el ojo del huracán de esta pandemia. No sólo se han visto en la necesidad de cambiar sus protocolos de trabajo si no que en algunos casos se han enfrentado cara a cara con el Covid-19.

Durante la pandemia, poco se ha hablado de esta profesión cuyo riesgo de contagio es muy alto, ya que en 97% de los pacientes el virus se concentra en la boca.

Con la implementación de la contingencia sanitaria, algunos odontólogos, conscientes del riesgo, cerraron sus consultorios, pero otros más siguieron brindando atención con medidas extremas de sanidad.

Tal es el caso de Ulises Zulaica García, quien tiene su consultorio en Ampliación San Andrés Atenco, municipio Tlalnepantla de Baz, Estado de México, y que con la llegada de la pandemia sólo atiende a 30% de sus pacientes, entre ello un paciente positivo de Covid-19 que presentaba una infección molar.

 

imagen-cuerpo

La primera atención, narró a El Big Data, fue vía telefónica mediante la cual se medicó al paciente, pero después de cinco días tuvo que presentarse al consultorio debido a que el dolor no cedía.

"Me habló y me dijo, ¿oye Ulises estás trabajando? Sí, ¿qué te pasó? dime, ¿qué necesitas? Traigo un malestar en la muela, ya me hice la prueba del Covid y salió positiva, entonces me está doliendo, ¿me puedes ver?", fue la conversación con el paciente.

imagen-cuerpo

Ulises sabía el peligro que implicaba el procedimiento, pero aseguró que siente un compromiso con sus pacientes de muchos años, y no podía dejarlo a la deriva, ya que lo ha tratado desde hace más de 15 años.

Con el regreso a la "nueva normalidad", los ondontólogos prevén un cambio en sus protocolos, ya que el virus sigue presente y ellos trabajan a menos de 50 centímetros de los pacientes, quienes incluso podrían desconocer que tienen coronavirus al ser asintomáticos.

Es por ello que alguno expertos han recomendado que la atención a pacientes se restrinja sólo a emergencias, por lo menos en lo que cede el primer brote de la pandemia.


Te sugerimos: Europa considera a mexicanos potencialmente contagiosos; les niega ingreso


Por emergencia dental se considera dolor severo, caries profunda, infección dental, traumatismo que haya provocado fractura y erupción de terceros molares.

Los dentistas como Ulises han reforzado las medidas sanitarias, por lo que además del uso obligatorio de cubrebocas, guantes, bata quirúrgica, el lavado constante de manos y desinfección de las áreas e instrumental de trabajo, se cita a los pacientes con mayor espacio para que les permita desinfectar todo el consultorio antes de recibir a alguien nuevo.

 

imagen-cuerpo


"El paciente bajó de un auto y entró solo al consultorio con las medidas, llegó con cubrebocas, se lavó las manos, limpieza de la suela de sus zapatos y directo al sillón donde fue atendido", narró el doctor Ulises.

 

Las modificaciones derivadas de la pandemia también impactará a los estudiantes de Odontología, quienes realizan muchas horas de práctica en clínicas universitarias, y que ahora representan un riesgo.

Por ello las autoridades escolares deberán reorganizar los programas de estudios para que los alumnos puedan tener el entrenamiento adecuado sin exponerse, lo cual puede implicar mayores costos.


Temas: