Comerciantes ambulantes de la Hipódromo

Condesa

hallaron a una bebé recién nacida, quien quedó abandonada dentro de una caja de cartón colocada encima de un puesto de comida.



Tras el hallazgo, los vendedores dieron aviso de inmediato a las autoridades de la Ciudad de México, por lo que acudieron agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (

SSC-CDMX

) y personal médico.



De acuerdo con el reporte policiaco, la pequeñita aún tenía el cordón umbilical y restos de placenta, presentaba una herida en la cabeza, y estuvo a punto de morir de hipotermia.



Ante esta situación, el equipo de emergencias trasladaron a la bebé al Hospital Pediátrico de Iztacalco, en la zona de Coyuya.



Los comerciantes narraron que por la mañana, una señora que se dedica a vender cafés fue la primera en descubrir a la recién nacida; tras gritar, otros compañeros se aproximaron y vieron a la menor que lloraba.



Confirmaron que la pequeña estaba en la caja de cartón abandonada en en la calle Chilpancingo, entre el Eje 3 Sur Baja California y la calle Comitán.



Temas: