Muchos de los restaurantes de la CDMX, cerraron como forma de protección para sus colaboradores y clientes, durante este período de cuarentena. Sin embargo, no todos los recintos pueden atender la contingencia con las mismas medidas y cerrar al público.

imagen-cuerpo

 

 

En un recorrido realizado por El Big Data, en varias fachadas se percibía el letrero con la leyenda ‘comida para llevar’, por lo que algunos de los locatarios nos manifestaron que debido a la cuarentena en la que se encuentra el país, se han tenido que afrontar a la poca afluencia de gente, lo que ha disminuido sus ingresos.

 

imagen-cuerpo
  

“Pues desgraciadamente es en lo que más nos ha pegado, entre un 60 o un 80 por ciento del volumen de ventas por la situación de la contingencia, ya que mucha gente ya no trabaja está en casa. Las oficinas, escuelas y tesorerías que están cerca a la zona, no están laborando”, expresó Armando Rodríguez, propietario de Hamburguesas el Padrino.

Aunque algunos de ellos han implementado nuevas estrategias para levantar sus negocios, no es suficiente, por la poca obtención de ingresos.

“Estamos volanteando, invertimos un poco más en volanteo, en lonas y publicidad para llegar al alcance de la gente que no puede salir”, expresó Karina Vité, propietaria de ‘Súper cocina Argentina’.

Asimismo varios de los negociantes que no contaban con esta práctica de servicio a domicilio, tras esta situación comenzaron a trabajar con las plataformas de SinDelantal, Uber Eats, e incluso interna.

Los pedidos que tienen mayor solicitud son el arroz y los frijoles en porciones, por kilo, medio kilo, así como varios platillos con guisados, son los más demandados. Para algunos de ellos, los días con mayor afluencia, son aquellos en los que concluyen con un total de 15 pedidos. Y ganan de entre 150 a 250 pesos diarios, una reducción considerable al consumo que normalmente tenían. 

A su vez, se han sumado a la importancia para prevenir el contagio y han dispuesto mayores medidas de higiene, al contar con un gel antibacterial a la entrada de los locales y en algunos hasta ubicados en las esquinas.

imagen-cuerpo

Sus horarios también han sufrido una modificación considerable, debido a la falta de pedidos sus cierres son dos horas antes de lo establecido. Por lo que incluso la producción que mantenían en días habituales, se ha mermado como otra consecuencia por la restricción de comensales y los bajos ingresos percibidos.

De esta manera, los restaurantes que siguen en operación en momentos de contingencia, funcionan con la nueva dinámica de ‘Comida para llevar’, y hacen un llamado a las persona que se encuentran en cuarentena para que tomen las medidas correspondientes y en caso de necesitarlo puedan acudir al consumo local.

imagen-cuerpo

 

 


Temas: