Luego de que el pasado 28 de octubre, en las afueras de la iglesia de San Hipólito se aglomeraron cientos de fieles para esperar su turno y poder pasar al recinto para conmemorar a San Judas Tadeo, las autoridades analizan que este 12 de diciembre ‘Día de la vírgen de Guadalupe’, se tomen mayores medidas sanitarias que eviten riesgos de contagio por la pandemia que afecta al país SARS-CoV-2.

De acuerdo a cifras expresadas por el secretario de Gobierno, José Alfonso Suárez del Real, en conferencia prensa, desde la madrugada del 27, para las mañanitas de San Judas, la concentración máxima fue de 507 personas. 

Asimismo, el escenario presentado en esta ocasión en la que los feligreses continuaron llegando a las inmediaciones del templo está siendo considerado por las autoridades, para enfatizar la invitación a las personas a quedarse en casa.  

“Este tema en particular está siendo muy observado por la rectoría y el Abad de la Basílica de Guadalupe y de todos los demás templos que conforman el complejo del Tepeyac y es precisamente para generar y evitar esta situación. Hay algo que es fundamental e importante. Estamos contando con el tiempo, a partir del día de mañana van a empezar desde el clero a generar una campaña que se llama ‘Peregrino quédate en casa’. Se han suspendido de común acuerdo todas las procesiones diocesanas. Es decir, ninguna diócesis del país puede organizar hacia la Basílica de Guadalupe”, expresó el secretario de Gobierno, José Alfonso Suárez del Rea.

Cabe mencionar, que cada año la Basílica de Guadalupe desde la madrugada del 11 de diciembre recibe a miles de peregrinos de diversas partes de la República que acuden a la villa para cantar las mañanitas y ofrecer alguna ofrenda.

Este año, las autoridades que no descartan la posibilidad de cerrar la Basílica el próximo 11 y 12 de diciembre, para evitar que se concentren las personas y ocasionando no respetar la sana distancia, planean dar mayor difusión para señalar la importancia de permanecer en casa y sigan las actividades de la celebración que serán televisadas.

Por el momento, la Basílica sigue invitando a seguir las misas virtuales y en un comunicado anterior, había referido que en caso de acudir se hiciera de manera escalonada y siguiendo los protocolos sanitarios.

Y es que el pasado 28 de octubre, la iglesia de San Hipólito, fue un ejemplo en la que la fe puede olvidar el panorama de confinamiento, dejando una lección para recordar que es fundamental que se alisten medidas sanitarias que eviten una posible cadena de contagios principalmente en una de las mayores fiestas del año, en la que se han contabilizado hasta 5 mil personas en una noche.

Así, el Gobierno de la Ciudad de México refiere que seguirán en comunicación con autoridades eclesiásticas al reconocer que el Día de la Virgen es una fecha muy importante para la población devota.  

Temas: