Originario de San José, uno de los ocho barrios de Iztapalapa, David Uriel González Martínez está listo para dar vida a ´Jesús de Nazaret´, en la 180 representación de la Semana Santa en Iztapalapa.

Con 24 años de edad y licenciado en Marketing, el joven se ha preparado y entrenado a conciencia para poder cumplir con el sueño que se forjó cuando apenas tenía ocho años y comenzó a participar como nazareno; experiencia que ha disfrutado desde entonces, al vivirla de forma externa y que ahora agradece porque le permitió conseguir el papel principal.


Te sugerimos: [ATENCIÓN] Prestarán servicio de pipas en la Central de Abasto por reducción en suministro de agua


Proviene de una familia que ha formado parte de la representación, como su padrino quien escenificó a Jesús en el año 1993, así como su mamá y sus tíos que en años pasados ya han logrado ser parte del elenco.

Desde el primero de enero, se postuló para el papel, y después de ocho días supo que se encargaría de escenificar a Jesús de Nazaret. Dos días después comenzó a entrenar de lunes a viernes en el Cerro de la Estrella, escenario en que se lleva a cabo la Pasión de Cristo. Para estar bien preparado se ejercita física, espiritual y mentalmente.

imagen-cuerpo

Con el objetivo de lograr adaptarse a la temperatura que se espera sea un clima cálido, quien cobije los pasajes bíblicos, acude todos los días entre las 2 pm y 3 pm, al Cerro de la Estrella. Y bajo los incandescentes rayos del sol, o hasta con un tiempo ventoso, David entrena para aclimatarse antes de la fecha. 

"Entrenamos diario entre dos y tres de la tarde, alrededor de hora y media con la intención de adaptarnos al clima, porque normalmente hace mucho calor, el viernes Santo, por eso venimos en la tarde. Incluso vengo con chamarra y gorra porque el día viernes Santo, la peluca y los postizos que traigo acaloran y debo adaptarme a esa temperatura", manifestó David.

imagen-cuerpo

Los lunes, miércoles y viernes, su acondicionamiento se basa en el calentamiento, caminar y trotar. Mientras que los días martes y jueves, arrastra la cruz por 2 kilómetros, una cruz de entrenamiento que pesa 80 kilos. El joven platicó que no ha tenido ninguna lesión ni fractura.

"Empezamos calentando porque se entrena un mes con la cruz, y realmente la cruz que él va a llevar esos días casi pesa de 90 a 100 kilos; con la que entrenamos aquí tiene un peso como de 80 kilos, no es lo mismo. Aquí es un tronco y allá es una de madera, por lo que se debe ir acostumbrando el hombro, porque hay veces que éste por el peso, se llega a dormir" expresó su entrenador Alfonso Reyes Ramírez.


imagen-cuerpo

Por su parte, la cruz que llevará el viernes Santo, pesa entre 90 y 100 kilos. Se trata de una cruz que es donada por la familia Ángel Juárez desde hace más de 30 años y el 19 de marzo, día de San José carpintero será bendecida.

Finalmente, David manifestó que ya se sabe todo el parlamento, pero que continua ensayando para no dejarse ir por los nervios y mencionó que esta representación se realiza para todos y que además de la preparación física, la espiritual y mental son fundamentales para ir con un objetivo en mente

"Mi único objetivo de haberlo intentado para salir en la representación es dar un buen mensaje a todos esos jóvenes y niños, creo que podemos ser un buen ejemplo para ellos y, les podemos compartir algo muy bonito para que puedan interesarse por Dios", manifestó David.

imagen-cuerpo

Este año, la Semana Santa comenzará el domingo 2 de abril y concluirá el 8 de abril, fechas en que se llevará a cabo la 180 Representación de Semana Santa en Iztapalapa.

Temas: