El mismo día en que Carlos Núñez internó a su esposa Guadalupe Sandoval, ella falleció por sospecha de coronavirus Covid-19

Pero el dolor de perder a su compañera de vida no fue lo único que tuvo que enfrentar, pues tampoco pudo despedirse de acuerdo a sus creencias: velándola y sepultándola. 

Y es que en el Hospital General de Zona 1A Venados del IMSS en la Ciudad de México no le informaron que el Protocolo para el manejo de personas fallecidas por sospecha o confirmación de Covid-19 permite tanto sepultar como cremar los cuerpos.  

“Me dijeron que todos los que fallecen teníamos que acatar, ya no velarla y llevarla directamente al crematorio”, cuenta en entrevista con El Big Data mientras espera que le entreguen las cenizas de su esposa en el panteón civil de San Nicolás Tolentino.

Tampoco le dijeron que el Gobierno de la Ciudad de México brinda gratuitamente servicios funerarios ante una muerte confirmada o sospechosa por coronavirus.

Así que contrató a una funeraria que por 11 mil pesos se encargó de todo el servicio y encontrar un espacio en el crematorio del panteón civil San Nicolás Tolentino, en Iztapalapa. 

“Tuvimos que juntarlos porque no hay ahorita ni trabajo ni nada”, suelta el señor Carlos.

Y como la familia Nuñez, miles de personas tienen que pasar por esta situación, sin saber que sí pueden tener la opción de enterrar a sus familiares o que la cremación puede ser gratuita.

El pasado 17 de abril el Gobierno capitalino expidió el Protocolo interinstitucional para el manejo de personas fallecidas por sospecha o confirmación de Covid-19 en la Ciudad de México en el que se permite la cremación o inhumación. 

Pero se recomienda evitar velaciones con más de 20 personas y los cuales no deberán exceder de cuatro horas. Además, se anunció ese día que para quien lo requiriera el servicio funerario sería gratuito. 

La jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, explicó que para ello está disponible el 911, donde se puede solicitar el servicio funerario sin costo.

El Big Data solicitó información de cuántos servicios funerarios gratuitos ha otorgado el Gobierno capitalino del 17 de abril a la fecha, pero no obtuvo ninguna respuesta.

De acuerdo con la Consejería Jurídica y de Servicios Legales de la Ciudad de México (Cejur), dicha estadística está en manos del C5; sin embargo, dicha área de Gobierno comentó que no contaba con ese dato, el cual debía tenerlo Gobierno central. 

Mala información satura crematorios

Para Antonio Salazar quien trabaja en la funeraria Valle Elohim, en la alcaldía Tláhuac, en los hospitales de la Ciudad de México se da mala información a los familiares que pierden a un ser querido por la pandemia.

Esto porque, denuncia en entrevista, no se explica que la inhumación también está permitida. 

“En los hospitales están brindando, para mi punto de vista, una mala información, sobre todo, Trabajo Social, donde le están diciendo al familiar que creme a sus finados, si no les van a dar una orden judicial. Pero no pueden obligar al familiar a exclusivamente cremar cuando también hay opción de sepultar”, dice.

Esa indicación, expone, ha generado una especie de monopolización de las grandes funerarias. 

“Hemos visto que algunos compañeros funerarios sí, no sé de qué manera, tienen la opción de que están llevándose muchos servicios. Vamos a suponer que de 10 servicios que se dan en un día, siete los hacen ellos porque tienen el contacto o no sé cómo interpretarlo de tener facilidades en algunos hornos crematorios”, acusa.

Esto provoca que las funerarias que no consiguen con prontitud una cita en un horno crematorio, tramiten permisos ante la Secretaría de Salud y en el Registro Civil para que puedan cremar a una persona 48 horas después de su muerte, lo que a su vez genera un retraso en el otorgamiento del servicio funerario. 

Otras operan normal pese a demanda

Pese al aumento del 40% en la demanda, J.García López expone que en cuanto al servicio de cremaciones no han presentando ningún problema: pues las realizan en un tiempo máximo de 24 horas. 

Del 24 de marzo al 15 de mayo ha realizado 498 servicios de fallecimientos por Covid-19 o de neumonía atípica, de los cuales 35% han sido gratuitos para familias de escasos recursos a través del Centro de Mando de la capital. 

En promedio, revela, diariamente realiza 28 servicios por casos confirmados de coronavirus o sospechosos. 

Para el caso de las cremaciones, informó, cuenta con ocho crematorios y ya instala tres más que estarán disponibles en la última semana de mayo. 

El Big Data realizó en recorrido en los cementerios San Lorenzo Tezonco y San Nicolás Tolentino, ubicados en Iztapalapa, alcaldía con el mayor número de casos de coronavirus en la capital, y en funerarias Gayosso y J. López García y se confirmó que por el momento no existe una saturación de los servicios funerarios

Según información de la Cejur, en la Ciudad de México existen 41 hornos crematorios entre instituciones y empresas concesionarias. 

Sin embargo, entre la población existe desconocimiento sobre el Protocolo para el manejo de personas fallecidas por sospecha o confirmación de Covid-19 y de que se puede obtener un servicio funerario gratuitamente.

Temas: