México ha perdido gran parte de su fuerza laboral ante la llegada del Covid-19 al país, por lo que muchos de los ciudadanos han tenido que recurrir al empleo informal.

A principios de año, la tasa de informalidad laboral correspondía a 56%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), aunque las cifras no se han actualizado por la situación que atraviesa el país.

Sin embargo, se estima que el desempleo ya era una problemática desde antes de la crisis por la pandemia.


Te sugerimos: CDMX tendrá informe diario del semáforo epidemiológico y reactivación


Ante esta situación, vendedores ambulantes se han visto severamente afectados como es el caso del señor José Onofre, quién ofertaba ´chacharitas´ en la alcaldía Álvaro Obregón y ahora mezcló su actividad con la venta de pan, para así continuar laborando debido a la complicada situación económica.

"Ya no sé a qué dedicarme por este problema que tuvimos (la pandemia). Yo normalmente vendo 'chacharitas', juguetes para los niños y ropita, pero ahorita estoy hasta vendiendo pan para poder subsistir", expresó el comerciante informal.


 

imagen-cuerpo

comerciante informal

|

Foto: guadalupe arce

No obstante, la falta de actividad en las calles se ve reflejada por la poca vendimia que ha bajado 40%.


Te sugerimos: En CDMX 50% de las víctimas por Covid-19 eran empleados y tianguistas


Anteriormente, don Onofre salía a su zona de trabajo a las 12:30, pero por la situación de la pandemia y las restricciones preventivas, tuvo que reajustar su horario y reducirlo de las 14:30 a las 19:30 horas.

Detalló a El Big Data que anteriormente al principio llegaba a vender alrededor de 200 piezas diarias. Sin embargo, la poca afluencia de gente y por la falta de ingresos de algunos de sus clientes, con penas vende 50 piezas.

Expresó que la situación es difícil y prueba de ello es que algunas personas se acercan para pedir permiso y vender acompañados.

"Me quiero poner aquí a un ladito de ti para ver si podemos vender", entonces yo les brindo el lugar para que se pongan y vendan sus artículos, porque lamentablemente en otros lados no hay ventas. "Entonces vienen y a ver lo poco que salga de aquí", manifestó el comerciante informal.


Te sugerimos: Ponen en circulación vales de despensa de Hidalgo y Obregón en CDMX


Aunque el Gobierno cuenta con apoyos para los comerciantes informales, don Onofre tuvo que recurrir a otros medios como el empeño de cosas para lograr salir adelante y afrontar las adversidades que se han presentado estos días, como los pagos en su hogar.

Del mismo modo, espera beneficiarse del programa de vales que está proporcionando la alcaldía Álvaro Obregón y que sería un ayuda importantísima para él y su familia.

Asimismo, hizo un llamado a las personas para que procuren el consumo local y apoyen a los empresarios chicos en todas las colonias.

 


Te sugerimos: Álvaro Obregón vigila rigurosamente para evitar ´fiestas Covid-19´





Temas: