Luego de que el Estado de México y la Ciudad de México regresaron al semáforo rojo epidemiológico, se han extremado medidas para la población con el objetivo de prevenir contagios de SARS-CoV-2 (Covid-19) y se han blindado algunos sitios de mayor afluencia como es el caso del Centro Histórico.

imagen-cuerpo

Con filtros y vallas colocados en algunos puntos que cuentan con las indicaciones de los elementos de la policía capitalina y señalamientos de entrada y salida, asesoran la movilidad de los transeúntes en diversas calles como Madero, Avenida 5 de Mayo, 16 de Septiembre, Palma, Avenida 20 de Noviembre, Pino Suárez y Venustiano Carranza, Avenida Uruguay, Mesones y Regina, para reforzar la organización y evitar aglomeraciones.

El acceso a estos puntos cerrados únicamente se permite a los trabajadores de las actividades esenciales que están ubicadas en estas zonas y que son aceptadas bajo los lineamientos dispuestos del semáforo rojo.

 

imagen-cuerpo

imagen-cuerpo

 

Aunque se han implementado estas medidas para evitar aglomeraciones en estas fechas decembrinas, los capitalinos continúan recorriendo estas rutas, pese a que les generan mayor tiempo de traslado.

imagen-cuerpo

De acuerdo a la Jefa de Gobierno, hasta el 10 de enero sólo las actividades esenciales funcionaran, con la finalidad de prevenir a la población de una cadena de contagios por la pandemia que hasta el momento ha ocasionado más de 118 mil defunciones en México.



Temas: