[VIDEO] Sopa de mariscos al fuego, un manjar escondido en el Centro Histórico

Los mariscos se envuelven en papel aluminio y se ponen a fuego directo, el sabor es delicioso y aquí te decimos en donde está este secreto lugar del Centro Histórico de la Ciudad de México

 

 

Inicia la época de calor en la Ciudad de México y de inmediato en el paladar de algunos aparece un antojo especial por los mariscos. Si bien es cierto que existe una gran variedad de restaurantes en precios y gustos, la tradición y la antigüedad suelen ser un factor importante para escoger el lugar.

[VIDEO] Las muy deliciosas tortas de helado hechas en Edomex

En el centro de la Ciudad de México, existe un local sobre la calle Ayuntamiento casi esquina Eje Central, que desde hace 44 años ha sorprendido con un peculiar platillo: el empapelado de mariscos, servido en una cazuela con diversas especias, verduras, fusionado con un caldo de mariscos que lleva pulpo, caracol, pescado y queso, donde la receta secreta es servirlo caliente para que al llegar a tu mesa el derretido de los ingredientes le da un sabor único. Gracias a eso, sus propietarios tuvieron que extenderse para atender a más comensales abriendo tres restaurantes más en esa zona.

“Somos tradición para comer aquí en la Ciudad de México, empezamos desde 1974 que mi papá llegó de Veracruz y nuestra especialidad desde entonces es el empapelado de mariscos que es una cazuela estilo chimpachole con una sañsa especial de la casa y todos los ingredientes los metemos en un aluminio como si fuera un mixiote” Diego Tamariz, chef de restaurante el K guamo

 La combinación de regiones va desde el Estado de Guerrero, pasando por Sinaloa y terminando en Veracruz para mezclar platillos como las famosas tostadas de jaiba, parrilladas, ceviche de todos los estilos y la innovación de aguachiles, todos con un toque de una tradicional salsa negra de la casa.

Caminar por el centro, ir de compras, entrar a tiendas comerciales, preguntar precios en la famosa plaza de la computación y tecnología, suele causar hambre y que mejor que detenerse un momento para apaciguar el calor empezando con una mezcal de la casa para combinarlo con el famoso empapelado de mariscos.

TE INTERESA