¿Ojos rojos después de nadar en una alberca? No sólo es el cloro

Agua y cloro no son las únicas sustancias que nos acompañan en una piscina.

Si después de que entras a una alberca y nadas en ella los ojos se te ponen rojos, seguro has pensado que es por la concentración de cloro en el agua ¿cierto? pues lamentamos contarte la verdad.

Michael Beach, Director del Programa de Agua Saludable de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), reveló la causa de este molesto padecimiento.

Te sugerimos: ¿Sabes cuánta orina hay en las albercas públicas? Aquí te decimos

El picor y enrojecimiento en los ojos tras visitar una piscina se debe nada más y nada menos que a la combinación entre cloro, sudor y orina. Sí, leíste bien las albercas están llenas de estos desechos humanos e incluso de materia fecal.

Te sugerimos: Heces fecales ‘inundan’ las albercas

El especialista también afirmó que es falso que existan líquidos que revelen cuando una persona orina al interior de una alberca, que ello sólo es una leyenda que los hoteleros o los dueños de centros de balnearios usan para evitar esta antihigiénica práctica.

Te puede interesar:

Comando asalta a comensales de Toks en Ecatepec

[FOTOS] Trabajador de limpieza del Metro llora… ¡por temor a ser castigado!

Acapulco se llena de narcomantas en esta temporada vacacional

TE INTERESA