Llegó la primavera y aquí te decimos 8 increíbles lugares en dónde recibir el equinoccio

La primavera…

La primavera está a la vuelta de la esquina y el equinoccio es el mejor pretexto para disfrutar de los rayos de sol y llenar tu vida de luz.

Por ello aquí te presentamos las mejores opciones para disfrutar de este día.

Valladolid

Este pueblo mágico en Yucatán es un sitio que sorprende a sus visitantes con sus hermosas construcciones coloniales, increíbles cenotes y los bellísimos trabajos artesanales.

Además, a tan sólo a 42 kilómetros de Valladolid se encuentra Chichén Itzá, una de las siete Maravillas del Mundo que vale la pena conocer y admirar, sobre todo durante el equinoccio de primavera, cuando decenas de personas se reúnen en el sitio arqueológico para recargar nuevas energías y ser testigos de un increíble espectáculo visual único.

En los equinoccios de primavera y de otoño los rayos de sol caen en la escalera de la pirámide principal provocando un espectáculo increíble con los juegos entre la luz y las sombras; se van formando triángulos de luz producto de la sombra que proyectan los nueve cuerpos o plataformas de la pirámide.

Esa sombra, conforme avanza el sol, recorre el muro deslizándose hacia abajo hasta iluminar la cabeza de una de las serpientes que se encuentra al inicio de la escalinata. Según los investigadores, este efecto simboliza el descenso del dios Kukulcán a la tierra, para comenzar así el ciclo agrícola.

Mazunte

Otra forma de llenarte de energía es en las costas del Pacífico, específicamente en el rústico y hasta romántico pueblo de Mazunte, Oaxaca, un sitio de pescadores que se ha convertido en el destino perfecto para los amantes del mar y, sobre todo, de la naturaleza.

Ahí además de sus exóticas y paradisíacas playas de arena dorada y sus alrededores cubiertos de manglares, humedales y selva es el sitio perfecto para recibir la primavera.

En esa temporada, y en especial durante el equinoccio, se realizan rituales con curanderos, fiestas y festivales para recibir este nuevo ciclo.

Teotihuacán

La zona arqueológica más visitada de México en los últimos cinco años, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para recibir a la primavera es precisamente Teotihuacán, es el destino por excelencia para esta época.

Las pirámides del Sol y de la Luna son ideales para entrar en contacto con los rayos del astro rey.

Por si no lo sabes, la ciudad de los dioses también ofrece otro evento solar casi desconocido, que valdría la pena presenciar.

En el patio del llamado Templo de Quetzalpapálotl, un perfectamente medido juego de luces y sombras hace que las almenas de la construcción iluminen ciertas partes de la estructura indicando con ello el inicio de un nuevo ciclo de tiempo, perfecto para sembrar o bien para reportar en la guerra.

Templo Mayor en la CDMX

El sitio arqueológico más importante para los aztecas, el Templo Mayor es también un excelente escenario para recibir a la primavera por su alto contenido simbólico.

La mejor opción para visitar esta zona es durante las primeras horas del día. Si corres con suerte, podrás ser testigo de cómo el sol, al salir por el este, proyecta sus intensos rayos entre los dos templos dedicados a Tláloc y Huitzilopochtli.

El singular evento solar, que sin duda indicaba el cambio de estación o el inicio de un nuevo ciclo de tiempo, estaban solamente reservado para los sacerdotes de aquella época, pero ahora está a su alcance.

Dzibilchaltún

A tan sólo 21 kilómetros de la ciudad de Mérida, se encuentra una zona arqueológica no tan famosa.

Aquí ocurre uno de los fenómenos solares más impactantes que se tengan registrados en cualquier centro ceremonial del México antiguo.

La magia comienza alrededor de las 5:00 horas, cuando el sol hace su aparición por el rumbo del oriente.

Poco a poco, a través de las “ventanas” y “puertas” del llamado “Templo de las Siete Muñecas” se puede apreciar cómo la silueta del astro rey va avanzando hasta posarse detrás del edificio.

Podrás presenciar la asombrosa imagen del sol atravesando y enmarcando la construcción en un fantástico espectáculo que, de modo exacto, indicaba a los mayas el cambio de estación.

Tajín

A pesar de que dicha zona arqueológica no hay un fenómeno solar en particular, la místico de este lugar te harán disfrutar al máximo la llegada de la primavera.

El centro ceremonial de Tajín anteriormente sólo era accesible para gobernantes, sacerdotes y jugadores de pelota, pero hoy es un espacio que recibe anualmente a miles de visitantes.

Mientras los primeros rayos de la primavera calientan la tierra, puedes recibir su energía observando la magnífica Pirámide de los Nichos o el hermoso paisaje de Veracruz.

Monte Albán

Este centro ceremonial es el más importante y grande de la cultura zapoteca en Oaxaca.

La belleza arquitectónica de este lugar es suficiente y hace que no sea necesario algún fenómeno relacionado con la estructura de las pirámides y el sol.

Cuenta con tres estructuras que se pueden admirar; sin embargo, normalmente los visitantes se acercan al Monumento de los Danzantes para cargar energía.

Y con cada rayo de sol, tu cuerpo se va llenando de luz y alegrando el ciclo que comienza.

Cholula

Cada año en esta pirámide se realiza el Ritual de Quetzalcóatl, un evento que consta de siete actos: la ofrenda ritual, danza de doncellas, creación del quinto Sol, la restauración de los hombres, el robo del sustento, la danza a Quetzalcóatl y el sacrificio ritual.

Es una representación que dura alrededor de 60 minutos con danzantes personificados como aztecas y es un acto para pedir prosperidad y bienestar, obedeciendo a la tradición.

Dejarás de lado el ciclo que termina y recibirás energía del sol y los primeros rayos de la primavera.

Te puede interesar:

Rentan una casa Airbnb en Guanajuato; la vuelan en pedazos la primera noche

[VIDEO] Se compra auto de $30 millones; lo destroza en CDMX listo para el fierro viejo

[FOTOS] La marea verde a favor del aborto legal llegó al Vive Latino 2019

TE INTERESA