Pederastia, lavado de dinero y relaciones con el narco; los escándalos de la Iglesia Católica

En 22 años que Norberto Rivera fungió como cardenal de la Ciudad de México encubrió diversos escándalos de la Iglesia Católica, mismos que se destaparon en 1997.

 La Iglesia Católica durante los últimos años se ha visto inmersa en escándalos entre los que destacan actos de pornografía infantil, balaceras, hasta ligas con cárteles del narcotráfico en México. Aquí te presentamos los casos más sonados recientemente.  

Leer más: Religiosos que han muerto por no alinearse ante el crimen organizado

1.- Curas en baile de narcos 

A inicio de este año (el cinco de febrero de 2018) la ejecución de dos sacerdotes sobre la carretera federal Igual-Taxco mostraba lo que en Guerrero es un secreto a voces: los sacerdotes se relacionan con los narcos de la zona.  

La propia Fiscalía General del Estado informó que Germaín Muñoz, párroco de Mártir de Cuilapan, e Iván Añorve, de Acapulco, asistieron -previó a la agresión- a una fiesta en Juliantla, donde supuestamente acudieron integrantes de grupos delincuenciales de Guerrero, Morelos y el Estado de México. 

Aunque las autoridades de justicia y religiosas aseguraban que las víctimas no tenían nexos con criminales, en redes sociales circularon fotografías que mostraban a Germaín en compañía de personas armadas y sosteniendo rifles de alto calibre.  

2. Carlos López, primer cura en la cárcel

Por más de 10 años, Carlos López Valdez abusó del menor Jesús Romero Colín cada que acudía la iglesia de San Agustín de las Cuevas, ubicada en Tlalpan, Ciudad de México.

Fue el sueño de Romero Colín, quien quería convertirse en sacerdote, el pretexto perfecto para que el religioso se ofreciera a ser su guía espiritual, y así perpetrar las vejaciones.  

La lucha que por años emprendió la víctima dio frutos el pasado 8 de marzo de este año, cuando en el juzgado 55 en materia penal de la CDMX declaró culpable al clérigo de 72 años dictándole una sentencia de 63 años de cárcel, hecho que convirtió en el primer sacerdote condenado en la CDMX, bajo el cargo de abuso sexual.

3.- Cardenal Posadas Ocampo 

El cuerpo del Cardenal Juan José Posadas Ocampo quedó al interior de su vehículo en el estacionamiento del Aeropuerto de Guadalajara, Jalisco; 14 impactos de bala terminaron con la vida del religioso la mañana del 24 de mayo de 1993, cuando recibiría al representante del Vaticano en México.  

El asesinato conmocionó a toda la nación. El presidente Carlos Salinas de Gortari acudió en persona a rendir sus condolencias por la muerte del cura. La versión oficial señalaba que Posadas Ocampo fue víctima del fuego cruzado entre elementos armados perteneciente a los cárteles de Tijuana y Sinaloa 

Aunque se dijo que al sacerdote lo confundieron con Joaquín “El ChapoGuzmán. Para el año 2000, el ex gobernador Alberto Cárdenas afirmo que el ataque fue intencional y no producto de una confusión como se hizo creer, pero la PGR desechó la versión.

Varias fueron las preguntas que surgieron después de la declaración de Cárdenas que cuestionaron sobre la distancia a la que se asesinó al Cardenal.  

4.- Lavado de dinero 

Además de las declaraciones contra personas homosexuales o sus comentarios que rayan en la misoginia, al cardenal Salvador Íñiguez lo han señalado por el delito de lavado de dinero. En 2003, Jorge Carpizo acusó a uno de los representantes más importantes de la iglesia católica, con lo que se inició una carpeta de investigación que involucró a 10 de sus hermanos y a uno de sus abogados.  

La subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, y la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, solicitaron -en ese entonces- a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) información sobre las cuentas bancarias del prelado y de su familia.   

Te sugerimos: Advierte fraile sobre más homicidios contra religiosos en México

No obstante, Iñiguez se presentó a rendir su declaración que duró cerca de ocho horas y salió bien librado de las acusaciones, pues la PGR no encontró elementos que acreditarán el delito.

Sin embargo, el prelado lleva una vida ostentosa que dejó ver en el año 2008 en la revista Quien, la cual documentó que el el religioso es dueño de una casa con alberca techada, cinco perros, tres pavo reales, tres loros, una gallina, un gallo y un chango, que formaban parte de sus mascotas.

5.- El encubrimiento de Norberto Rivera 

En 22 años que Norberto Rivera fungió como cardenal de la Ciudad de México, los escándalos lo siguieron desde 1997 cuando se destapó la cadena de violaciones contra menores por parte de Marcial Maciel, fundador de la congregación Legionarios de Cristo.  

Aunque Rivera Carrera negó defender y solapar a los curas pederastas, Alberto Athié -uno de los principales impulsores del juicio contra el retirado sacerdote- aseguró que en las dos décadas de estar al frente en la zona capitalina encubrió a al menos 15 curas pederastas, por lo que presentó en 2017 una denuncia formal ante la Procuraduría General de la República.

Finalmente, el domingo 21 de octubre de 2018, un ataque armado tuvo lugar en la lujosa residencia del pastor católico. Aunque autoridades capitalinas aseguraron pudo tratarse de un intento de asalto, sin desechar otras líneas de investigación, la Conferencia del Episcopado Mexicano, sentenció se trató de un ataque directo al religioso.

Te puede interesar:

Muere anciano en las vías de la estación Hospital General

[VIDEO] Bebé muere en hospital La Raza; IMSS se negó a hacer cesárea

[VIDEO] Atrapan a ladrón y lo hacen caminar desnudo

 

TE INTERESA