No es natural tener dos padres gays: Dolce & Gabbana

Los diseñadores Dolce y Gabbana a favor de la familia tradicional.

  Domenico…

 

Domenico Dolce y Stefano Gabbana declararon estar en contra de la formación de familias homoparentales, aquellas constituidas a partir de una pareja de hombres gays o mujeres lesbianas.

A nivel mundial sólo 15 países otorgan el derecho de adopción a parejas del mismo sexo. Canadá fue la primera en legalizar en algunas regiones la adopción homoparental en 1999, para el 2010 se legalizó en todo el territorio. En México son el DF y Coahuila las únicas entidades donde parejas de gays y lesbianas pueden adoptar niños para formar una familia.

Dolce dijo: “Soy gay, no puedo tener un hijo. Creo que no se puede tener todo en la vida, si no hay quiere decir que no tiene que haber. Es incluso bello privarse de algo. La vida tiene un recorrido natural, hay cosas que no deben modificarse. Y una de estas es la familia”.

“La familia no es una moda pasajera. En ella hay un sentido de pertenencia sobrenatural”, aseguró Gabbana.

Las declaraciones se dieron en una entrevista en la que ambos presentaron un proyecto fotográfico para “narrar” la evolución de la familia en todo el mundo.

Continuaron advirtiendo que ellos no habían inventado la familia. “La convirtió en icono la Sagrada familia, pero no hay religión, no hay estado social que se resista: tu naces y tienes un padre y una madre. O al menos, debería ser así, por esto no me convencen lo que yo llamo los hijos de la química, los niños sintéticos. Vientres de alquiler, semen elegido por catálogo. Y vas luego a explicar a estos niños quién es la madre”, explicó Dolce.

La pareja de diseñadores confesó que gran parte de su éxito se debe a haber crecido en familias “tradicionales”. Cuando Dolce tenía 7 años de edad zurcía pantalones en la sastrería de su padre, un negocio familiar en Polizzi Generosa, Palermo. Gabbana creció en Milán, ayudando a su madre en la limpieza de pisos y baños.

“Y como en el Gattopardo, todo tiene que cambiar para que todo siga como estaba. Y todo sigue siendo igual. Todo, exactamente: las familias de entonces y las de hoy, las mismas tensiones, los problemas siempre los mismos… los mismos miedos y las mismas angustias”, reflexionó Gabbana.

 

 

 

TE INTERESA