Francia venció a Bélgica y está muy cerca de su segunda corona


Por. Arturo López

Con un cabezazo de Samuel Umtiti al minuto 51, a Francia le bastó para superar por marcador de 1-0 a Bélgica en la semifinal  Rusia 2018, y así los galos se perfilan para conseguir su segunda Copa del Mundo. Esta será la tercera final disputada por los galos, en 1998 se coronaron ante su gente y en 2006 perdieron el partido ante Italia en la tanda penaltis.

En San Petersburgo, los arqueros se llevaron la atención de todos los reflectores, ya que el partido se definiera por la mínima es en gran parte por su gran actuación. Desde los minutos iniciales se vivió vértigo en las áreas, como fue trascurriendo la primera mitad, la escuadra belga fue imponiendo condiciones y por consecuencia replegó a los franceses contra su meta. Los galos entraron a un periodo dubitativo, en el cual Eden Hazard les hizo la vida imposible, sobretodo a su marcador directo Benjamin Pavard.

La figura de Hugo Lloris, portero de la selección francesa, detuvo todo los disparos generados los Diablos Rojos. El sufrimiento de los bleus se fue aligerando en medida que Antoine Griezmann comenzó a tomar el balón y el defensor Raphael Varane impuso orden en en el sector defensivo. Sin ser brillantes los franceses emparejaron en el tramite y las angustias para Lloris fueron menores.

Leer más: Cristiano deja el Madrid; llega a la Juventus por 105 millones de euros

Para la parte complementaria los equipos salieron a proponer un juego de menor ritmo y más estudiado. Lo planteado por ambos semifinalistas duró poco, ya que la anotación de Umtiti al minuto al 51 les rompió el guión. Bélgica tiró a la basura el planteamiento táctico y buscó por todos lados un gol que les diera el empate. Por su parte la escuadra francesa se paró atrás para defender su ventaja y por medio de contragolpes de Kylian Mbappé intentó liquidar el encuentro.

Foto Mexsport. Samuel Umtiti, el autor del gol que mandó a Francia a la final

El partido regresó a su hábitat natural una ida y vuelta constante que regaló atajadas memorables para el recuerdo. También en la memoria de los aficiones quedaran grabados los arranques de Hazard con tres franceses a la marca y las exquisiteces técnicas del joven maravilla Mbappé. Que con un taconazo en medio del área belga llena de defensores, fue capaz de dejar solo a un Olivier Giroud que luchó para convertir el gol, pero le faltó precisión al momento de definir.

Francia vuelve a una final tras no hacerlo desde hace 12 años, y buscará ahora su segunda estrella el domingo en Luzhnikí contra el ganador de la otra semifinal entre Inglaterra y Croacia. Mientras Bélgica un día antes disputará el tercer lugar.

Te puede interesar:

Medios alemanes acusan a jugadores rusos de usar amoniaco para sacar ventaja

La marchista Guadalupe González no podrá competir en los Centroamericanos

 

Comentarios