Es imposible cambiar la orientación sexual, advierte Conapred tras caso Mauricio Clark

«No se puede cambiar la orientación sexual por terceras personas y tampoco curar algo que no es una enfermedad, como la homosexualidad», afirmó Julia Suárez.

Julia Suárez Cabrera, directora de Análisis Legislativo y Asuntos Internacionales del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), reiteró que las terapias de conversión son prácticas dañinas y discriminatorias.

Los presuntos tratamientos para que las personas dejen de ser homosexuales “han sido clasificadas por organizaciones internacionales de derechos humanos, como dañinas al alimentar estigmas sociales que necesitamos deconstruir para poder erradicar las prácticas homofóbicas”, mencionó la funcionaria.

Además, resulta imposible cambiar la orientación sexual por terceras personas por ser un componente identitario.

Te sugerimos: “¿Mi homosexualidad? Es cosa del pasado”: Mauricio Clark

Suárez CAbrera también destacó que la atracción hacia personas del mismo sexo no implica una patología, como lo dictó la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el año de 1990:

“No se puede curar algo que no es una enfermedad y que es igual de válido que la heterosexualidad, la bisexualisad o cualquier otra orientación”.

Las terapias de conversión se basan en supuestos no científicos. Sin embargo, persisten porque las investigaciones validadas aún no son difundidas en toda la sociedad.

“Tienen que ver finalmente con el ámbito de salud y en donde el cambio cultural y el entendimiento sobre las diversidades es un camino largo que todavía no ha logrado permear en la población y en los espacios más cotidianos”, aseveró Suárez Cabrera.

Sobre las figuras públicas que promueven este tipo de prácticas sin validez científica, la funcionaria aseveró uno de los grandes retos para la población es poder contrastar la información difundida sin fundamentos científicos y sustentados incluso por organismos internacionales.

“Lamentablemente a veces no logran permear con la rapidez que se esperaría” y las terapias constituyen violaciones a derechos fundamentales, como a la salud, e incluso llegan a ser una forma de tortura, ahondó Suárez Cabrera.

Lo anterior, después de que el ex conductor de televisión, Mauricio Clark, afirmó que “curó” su homosexualidad. “Lo más difícil que he hecho en mi vida y me siento muy orgulloso”, afirmó.

Te puede interesar:

[ENTREVISTA] Los días en que Luis Miguel vivió encerrado por sus guaruras

Hombre destruye la icónica estrella de Trump en Hollywood

Demi Lovato está “despierta” y “estable” tras aparente sobredosis

TE INTERESA