Corrupción, segundo mayor problema en México

8 diciembre 2017 10:00 am

En 2015 la mitad de la población consideró que la corrupción es el segundo mayor problema que enfrenta el país, sólo por debajo de la inseguridad y la delincuencia, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además, 88.8% piensa que la corrupción es una práctica que ocurre de manera frecuente entre los servidores públicos o empleados del Gobierno, quienes son percibidos de abusar de sus funciones para obtener beneficios personales.

De acuerdo con la evaluación del Inegi, 3 de cada 10 habitantes son víctimas de corrupción por empleados del Gobierno.

En esta percepción, los estados de Morelos, Chihuahua, Michoacán y la Ciudad de México son las entidades más corruptas, mientras que  Zacatecas y Veracruz las menos.

Por ejemplificar, Inegi indicó que una persona en Morelos que entra en contacto con un servidor público para la solicitud de un trámite o servicio tiene tres veces más probabilidad de ser víctima de corrupción, que si el trámite lo realizara en Zacatecas.

Detalló que el Estado de México es la entidad con mayor cantidad de eventos de corrupción en donde estuvo involucrado un servidor público, es decir 62 mil 160 por cada 100 mil habitantes. A este estado le sigue Sinaloa.

En contraparte, Colima y Nayarit presentaron menos de 10 mil actos de corrupción por cada 100 mil habitantes que solicitaron algún trámite o servicio público.

Esta situación también se refleja en la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto
Gubernamental en Empresas (ENCRIGE), la primera en su tipo que se publicó en México y que brinda información sobre la percepción, experiencia y satisfacción de empresas respecto a los trámites y servicios ofrecidos por el Gobierno.

Para el sector privado, la corrupción en el país se encuentra entre los cinco principales obstáculos para el crecimiento de las empresas.

De acuerdo a la encuesta, 17.6% de los establecimientos la ubican entre los tres problemas más importantes que aquejan en la entidad donde radican, después de los problemas como la inseguridad, la delincuencia, el aumento de precios de los insumos o el entorno económico de la entidad.

Destaca que 64.6% de los establecimientos consideraron que se ven orillados a participar en actos de corrupción con el fin de agilizar algún trámite; 39.4% señaló que es para evitar multas o sanciones, y 30.7% mencionó que el obtener licencias o permisos son también motivo de corrupción.

Quintana Roo, Tlaxcala, Morelos, Estado de México, Puebla, Nayarit y Ciudad de México fueron los estados que presentaron las mayores prevalencias de eventos de corrupción en la interacción de las empresas con el gobierno.

Las autoridades de seguridad pública (44.5%) o de procuración de justicia (30.6%) son las más corruptas, de acuerdo con esta encuesta.

El costo promedio de un acto de corrupción fue de 2 mil 799 pesos por adulto víctima de corrupción en 2015, mientras que el costo promedio por empresa víctima de corrupción fue de 12 mil 243 pesos en 2016.

Comentarios