Avanza matrimonio igualitario en Edomex

Por unanimidad…

Por unanimidad de votos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó amparos a cuatro parejas del mismo sexo del Estado de México para que puedan casarse. Los magistrados consideraron que es “inconstitucional” impedir las bodas gays.

Ahora la Legislatura del Estado de México está obligada a modificar el Código Civil local para que los gays y lesbianas puedan casarse como lo hacen los heterosexuales, con todos los derechos y obligaciones.

El Gobierno de Eruviel Ávila tiene un plazo de 15 a 20 días hábiles para responder al fallo de la corte, de no hacerlo estarían cometiendo desacato y entonces el caso se llevaría hasta la Corte Internacional, según explicó a El Big Data Mx Patricia Míreles Sosa, presidenta de Cabildo Pro Diversidad Sexual del Estado de México.

Asimismo Míreles Sosa informó que sólo faltaría un amparo más para crear jurisprudencia y hacer posible que parejas gay de todo México libren el engorroso proceso legal de sus estados y acudan directamente a la SCJN para solicitar el amparo y así puedan casarse en sus lugares de origen.

Y es que hasta el momento sólo el DF y Coahuila tienen leyes de Matrimonio Igualitario.

Especificamente el Gobierno del estado deberá cambiar la redacción del Artículo 4.1 Bis, publicado en la Gaceta del Gobierno del Estado de México el 7 de junio de 2002.

Por su parte, las cuatro parejas que obtuvieron un amparo en la sesión del día de ayer en la SCJN, han informado que podrían casarse el 21 de marzo y que le pedirán al gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, al alcalde de Toluca, y al titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado que acudan a las bodas como padrinos.

Esta fecha es tentativa y se eligió pues es el día que se conmemora el natalicio de Benito Juárez, quien alguna vez dijo: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

La historia de estas cuatro parejas mexiquenses empezó el 13 de febrero pasado, cuando acudieron al Registro Civil a solicitar su unión, sin embargo les fue negada la solicitud por ser un acto “ilegal”, dijeron los funcionarios.

Después el propio Gobierno del Estado de México interpuso diversos recursos legales en contra de las cuatro parejas para impedir que se casaran.

Patricia Míreles recuerda que durante todo el proceso el gobernador Eruviel Ávila se mantuvo al margen, no hizo declaración pública alguna y dejó todo en manos de la Consejería Jurídica del Estado. “El gobernador es respetuoso de los procesos legales pues los conoce muy bien al ser Doctor en Derecho”, señala Míreles Sosa, por lo tanto no cree que rechace acatar el fallo de la SCJN.

TE INTERESA