Un negocio de retretes

12 agosto 2015 8:57 pm

En la delegación Cuauhtémoc los perredistas salientes ya no saben qué más hacer para ponerle el pie al delegado electo, Ricardo Monreal.
 
Nos cuentan, Off The Record, que el grupo que encabezan los ex delegados José Luis Muñoz Soria y Alejandro Fernández acordó regresar la administración de los baños públicos a los líderes de los mercados públicos el próximo 28 de agosto.
Se trata de un jugoso negocio que hasta hace una década estaba en manos de los comerciantes que dirigen los centros de abasto popular, y que les fue arrebatado por las administraciones perredistas, debido a que son recursos que se manejan de manera discrecional por concepto de autogenerados.
 
Por eso que a nadie le extrañe ver a los líderes de los mercados llenándose los bolsillos por el cobro de baños públicos y apoyando cualquier protesta contra la administración de Monreal.
 
Se trata de un conflicto que le dejarán a Monreal, quien ahora tiene de dos: quitarle el negocio otra vez a los comerciantes y exponerse a que lo señalen durante los tres años de Gobierno, o simplemente perder una fuente de recursos rumbo al 2018.
 

 A las estatuas de Marfil 

Nos cuentan Off The Record que ya hay acuerdo entre el PRD, el Gobierno del DF y el Tribunal Electoral local para que las impugnaciones —del proceso de diputados locales— que están por resolver, no represente ni un sólo cambio.

 Y es que según los cálculos del sol azteca, quitarle una diputación a Morena les obligaría perder una también a ellos, con lo cual habría una afectación en términos de las diputaciones plurinominales.
 
Pero lo que no tienen en el radar es que donde sí podrían darse los cambios es en la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, instancia sobre la cual no tienen control y donde sí se podrían perder espacios, lo que ya sólo el tiempo determinará.
Comentarios