Éste es el origen de la letra «Y la culpa no era mía»

Este canto ha sonado en varias partes del mundo como una protesta contra la violencia que viven las mujeres todos los días

Resuena en todas las protestas feministas, pero el verso Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía tiene un origen.

Se trata de la letra completa de un performance llamado Un violador en tu camino, creado por el colectivo chileno La Tesis, conformado por las mujeres Dafne Valdés, Paula Cometa, Sibila Sotomayor y Lea Cáceres y que salió a la luz tras la lucha social que vive aquel país sudamericano.

La construcción de la canción surgió luego de una investigación realizada por las cuatro chilenas y que además se basa en un extracto del himno de los carabineros de Chile, la policía militarizada que ha reprimido las protestas y que en videos se ha revelado su excedido uso de la fuerza.

“Duerme tranquila, niña inocente, sin preocuparte del bandolero, que por tu sueño dulce y sonriente vela tu amante carabinero”.

Te sugerimos: [VIDEO] Chicas de Ecatepec se suman a cantar «Un violador en tu camino»

Sin embargo en otros países, como es el caso de México, el performance Un violador en tu camino se ha adecuado para denunciar y concientizar sobre el problema de feminicidios y de violencia de género que enfrenta el país.

Te dejamos aquí la letra completa:

El patriarcado es un juez
que nos juzga por nacer,
y nuestro castigo
es la violencia que no ves.
El patriarcado es un juez
que nos juzga por nacer,
y nuestro castigo
es la violencia que ya ves.
Es feminicidio.
Impunidad para mi asesino.
Es la desaparición.
Es la violación.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
El violador eras tú.
El violador eres tú.
Son los pacos,
los jueces,
el estado,
el Presidente.
El Estado opresor es un macho violador.
El Estado opresor es un macho violador.
El violador eras tú.
El violador eres tú.
Duerme tranquila, niña inocente,
sin preocuparte del bandolero,
que por tu sueño dulce y sonriente
vela tu amante carabinero.
El violador eres tú.
El violador eres tú.
El violador eres tú.
El violador eres tú.

Te sugerimos: Feminicidios incrementan 150% en cuatro años

Más sobre el tema: 

CDMX propone un banco de ADN para esclarecer feminicidios

¿Qué hacer si crees que un taxista está a punto de secuestrarte a ti o a una amiga

Con esta parte del auto podrás escapar de un taxi en caso de secuestro o ataque

Infografía: El Big Data Mx

TE INTERESA