Alumna de la UNAM crea primera biblioteca comunitaria en la Sierra Mixe de Oaxaca

Foto: FES Acatlán

La estudiante logró reunir 4 mil libros en un año y ya consiguió mil más para una segunda biblioteca.

Con tan sólo 20 años, Adriana Kupijy Vargas Huitrón se ha convertido en la primera estudiante de la UNAM en también crear la primera biblioteca comunitaria en la Sierra Mixe de Oaxaca.

Comenzó este proyecto hace un año, a través de una publicación en Facebook en la cual pidió a sus conocidos donar todos los libros que pudieran.

Su meta era llegar a 500 ejemplares, pero la respuesta de la gente fue tal que consiguió juntar más de 4 mil.

Foto: Cortesía FES Acatlán

Fue así que logró fundar un espacio de lectura en la ranchería de Tejas, una comunidad predominantemente indígena ubicado en el pueblo de Santa María Tlahuitoltepec, de donde ella, su padre y su abuela son originarios.

Leer más: ¿Las bibliotecas de la UNAM en una app?, sí es posible. Aquí te decimos cómo

Durante las vacaciones, Adriana y su familia se dedican a clasificar los libros de acuerdo al género literario (literatura universal, cuentos infantiles, libros de texto) para finalmente transportarlos a la biblioteca comunitaria

«La biblioteca es comunitaria, no es mía, no es de ninguna asociación, sino es de todos y para todos», aclaró.

Foto: Cortesía FES Acatlán

Kupijy – que en mixe significa ‘flor que asciende’- actualmente cursa el 4° semestre de la licenciatura en Pedagogía en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán.

Fue durante sus clases en esta institución que surgió la inquietud de llevar a la práctica sus aprendizajes, pues ella considera que todo universitario tiene un compromiso con la sociedad desde el momento en que accede al conocimiento.

«Fue una crisis en la que me frustré mucho, pensé: para qué estoy estudiando si no estoy generando nada para mi comunidad ni mi entorno».

A este proyecto también se suman otros universitarios, amigos de Adriana que apoyan con la recolección y clasificación de los libros. Relató que fue precisamente uno de ellos quien donó el primer ejemplar para la biblioteca:

«Era sobre dinosaurios y recuerdo que le dije ‘Oye, ponle una dedicatoria’ y él escribió ‘niños, lean mucho’. Ese fue el primer libro con el que iniciamos».

Foto: Cortesía FES Acatlán

– En marcha una segunda biblioteca – 

Adelantó que ya está en marcha una segunda biblioteca en una ranchería vecina denominada Las Flores, la cual se inaugurará a finales de 2019. Detalló que en esta ocasión la convocatoria tuvo una amplia difusión por lo que hasta ahora ya son más de mil libros recolectados.

Indicó que a través de la página de Facebook Bibliotecas Comunitarias, la gente puede escribir y acordar un punto de encuentro para que ella o su hermana menor puedan recoger los libros.

Foto: Cortesía FES Acatlán

Kupijy espera que en un futuro estas bibliotecas puedan convertirse en centros culturales que ofrezcan talleres, lecturas en voz alta, proyecciones de películas y un servicio de préstamo, pues actualmente no es posible debido a la falta de recursos y de personal capacitado.

«El conocimiento no debe ser un privilegio de pocos, sino el derecho de muchos», sentenció.

Finalmente agradeció el apoyo de las autoridades de la FES Acatlán y de las comunidades de Tejas y Santa María Tlahuitoltepec por gestionar el transporte y los espacios. Antes, hizo un llamado a los gobiernos federal y estatal para que pongan más interés en los proyectos de jóvenes estudiantes.

Si te interesa donar libros entra a la página de Facebook Bibliotecas Comunitarias y ponte en contacto con sus administradores.

Te puede interesar:

Ofrecer libros baratos o acercarlos a los hogares no incentivará la lectura: UNAM

Trabajadores de la basura crean biblioteca con libros desechados 

Cierran 554 bibliotecas en el país y ahora son usadas como bodegas

TE INTERESA