5 historias reales de tamales de carne humana y de perro

A lo largo de la historia de México se han registrado casos sin escrúpulos de personas que han elaborado tamales con carne humana o de perro.

Los tamales forman parte de la gastronomía mexicana desde tiempos prehispánicos; comerlos nos une al pasado y a la identidad nacional. Pero en algunas ocasiones este rico manjar ha sido profanado con carne humana o de animales que no son cerdos ni pollos o reces.

  1. La tamalera sangrienta de Portales, CDMX

En 1971 la policía encontró el cuerpo destazado de un hombre dentro de una vivienda de la colonia Portales. Fue su esposa la que lo mató a batazos al estar fastidiada de las golpizas que le propinaba a ella y a sus hijos. La mujer llamada María Trinidad no encontró mejor forma que irse deshaciendo del cadáver de su marido más que destazarlo con un hacha, colocar los pedazos en cubetas con agua helada e ir introduciendo cada pedazo de carne humana en los tamales que vendía todas las mañanas, quién sabe cuántos capitalinos los habrán comido antes de que la policía se diera cuenta.

  1. Los tamales de carne humana elaborados por Los Zetas

Uno de los grupos criminales que más ha asombrado al país por su sanguinaria forma de operar son Los Zetas.

El año pasado, Juan Sánchez Limón, uno de los hombres más cercanos a “El Lazca”, extinto líder de los Zetas, confesó que la organización realizaba tamales de carne humana, la cual era extraída de los enemigos que iban aniquilando. Contó que a los hombres que convertirían en carne para tamal se les pedía que se bañaran, rasuraran e incluso les daban una botella de whiskey para desestresarse, pasado este tiempo los mataban sorpresivamente, para que el estrés no le diera mal sabor a la carne. Nalgas y chamorro eran trasajeados por los cocineros para elaborar no sólo tamales sino también pozole para festines de integrantes de la organización.

  1. Tamales de perro a la venta afuera del IMSS

En días pasados una médico o laboratorista de la clínica 14 del IMSS en el Puerto de Veracruz denunció a través de un video que difundió, a través de redes sociales,  que compró un tamal a fuera de este hospital que contenía huesos que no pertenecían ni a un cerdo, ni pollo o una res, sino probablemente a un perro. La denuncia provocó un operativo de las autoridades sanitarias de Veracruz quienes revisaron los tamales de diversos puestos. Sin embargo, no han culminado con la investigación ni dado los resultados de los análisis.

  1. El tamalero de carne humana de Morelia,  Michoacán

Agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán (PGJE) entraron al domicilio de un tamalero llamado Carlos Constantino Machuca a quien investigaban por la desaparición de una persona. Dentro de la vivienda los policías vieron el cuerpo destazado de un hombre y varios instrumentos para la preparación de los tamales muy cerca del cuerpo, por lo que concluyeron que la carne de los tamales que preparaba provenía de su víctima.

  1. Los tamales poblanos hechos con carne de franceses

En 1863 ocurrió en el estado de Puebla una de las batallas más cruentas en la historia de ese estado entre las fuerzas militares de Francia y el Ejército de Oriente. Los historiadores señalan que las muertes fueron por cientos en la región y el estado se sumió en una pobreza y carestía nunca antes vista; en medio de todo este conflicto una mujer pregonaba que vendía “los mejores tamales de Puebla” sin embargo no había un solo cerdo en cientos de kilómetros a la redonda por lo que se empezó a decir que eran tamales de carne de franceses.

Leer: La antropofagia entre los antiguos mexicanos

Te puede interesar:

[VIDEO] Captan violento asalto en División del Norte y a plena luz del día

[VIDEO] Policías agreden a esposa embarazada del portero de Pumas; SSC los suspende

Solicitan apoyo para localizar a Daniela Almazan Moreno, desapareció en la colonia Tacubaya

TE INTERESA