Trafico de animales, tercera actividad ilegal a nivel mundial

26 enero 2016 12:08 pm

El trafico de fauna, después de armas y drogas, es la tercer actividad ilegal redituable en el mundo, comentó Susana Cruz, directora de la organización Naturaleza Animal, en la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM.

Según la World Wildlife Fundation (WWF), al año, mundialmente se ofertan aproximadamente cinco millones de aves vivas, 15 millones de mamíferos, 10 millones de unidades de piel de reptil y 350 millones de peces tropicales.

México es un país con gran diversidad, cuenta con 22 zonas de aves, 37 áreas silvestres, y el Golfo de California, considerado el “acuario del planeta” por su inmensa variedad de especies de peces, aves marinas y mamíferos marinos. Ocasionando que ocupe el tercer lugar en aves, el quinto en mamíferos, octavo en reptiles y segundo en anfibios, a nivel mundial.

Nuestro país tiene el segundo lugar en deforestación en Latinoamérica y el 17 en el planeta, entre 75 y 93% de sus cuerpos de agua presentan contaminación, cuenta con 49 especies desaparecidas, 896 amenazadas, mil 185 sujetas a protección y 475 en peligro de extinción, apuntó Susana Cruz en la charla El comercio que extingue, tráfico ilegal de fauna silvestre

Fuera de la ley

El comercio ilegal se puede encontrar en bazares, tiendas de mascotas, mercados, puestos en carreteas e internet. El tráfico ilícito comprende la extracción, movilización, compra y venta no autorizada de especies silvestres o productos derivados.

Los animales que logran sobrevivir, se encuentran en condiciones deplorables, incluso algunos son masacrados a fin de obtener sus plumajes y pieles o con el objetivo de obtener alimentos exóticos, medicinales o curativos.

Tipos de compradores:

  • Consciente: sabe lo que adquiere
  • Ignorante: compra solo porque la ocasión se presentó
  • Rescatista: paga por un animal con el objetivo de salvarlo, brindándole una mejor vida

 Acciones

Con el único objetivo de proteger a las especies de nuestro país se instrumentaron las leyes General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, y General de Vida Silvestre, así como el Código Penal de la Federación y la Nom-059-ECOL-2001.

También se instauró la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES),  únicamente funciona para naciones que hayan firmado el tratado (160 en total). En México, la autoridad científica de CITES está representada y coordinada por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y cuenta con las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAS).

Es recomendable no adquirir fauna silvestre, no asistir a espectáculos con animales, mantenerse informado y denunciar, esto con el fin de apoyar la causa, recomendó Cruz.

Comentarios