Expertos de la UNAM desarrollan dispositivo para rehabilitar lesiones de muñecas

25 enero 2016 1:46 pm

Expertos del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la UNAM desarrollan un exoesqueleto robótico a fin de rehabilitar a personas que hayan perdido la movilidad de sus muñecas por diversas causas.

Los académicos Miguel Ángel Padilla Castañeda y Juan Salvador Pérez han dedicado dos años al diseño, planeación y construcción de un primer prototipo, capaz de producir tres movimientos básicos: uno semejante a seguir la forma de un abanico (aducción-abducción), otro de arriba para abajo (pronación-supinación) y un tercero parecido a estirar la mano para mover una espada (flexión-extensión).

Con ello los pacientes pueden tener rehabilitación ortopédica y ensayar la relación entre la función mecánica de la muñeca y la orden neuromotora que viene del cerebro”, dijo Pérez Lomelí, diseñador industrial y maestro en sistemas de diseño asistido por computadora.

Mecánico y visible en tiempo real

El dispositivo, se encuentra formado por una base fija y tres círculos para cada movimiento, mide 25 centímetros de largo, y cuenta con un diámetro interior de 14 centímetros y un exterior de 20.

 Actualmente lo construimos de plástico PLA para las pruebas iniciales, pero el primer prototipo con la parte mecánica, que estará listo en julio de 2016, será de acero fundido y maquinado”, señaló.

Los especialistas completaran el dispositivo durante el siguiente año, con la parte mecánica que se construye en el Taller de Prototipos del CCADET y con un software que desarrolla Padilla Castañeda (ingeniero en computación, maestro en ciencias de la computación y doctor en tecnologías de la innovación y robótica).

Se pretende que en el 2017 el prototipo se encuentre completo para ser probado en pacientes del Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga, donde el CCADET tiene la Unidad de Investigación y Desarrollo Tecnológico.

  Lo más importante son las pruebas con pacientes que tienen problemas de inmovilidad por diversos motivos, que sea útil para su rehabilitación y de bajo costo para que puedan adquirirlo hospitales especializados”, dijo Pérez Lomelí.

Existen otros prototipos más sofisticados, pero son costosos e inaccesibles para la mayoría de los mexicanos.

Con un exoesqueleto que tenga las funciones básicas podemos ayudar a mucha gente de nuestro país y de América Latina. En el segundo prototipo podremos ensayar con un modelo portátil, quizá construido de materiales termoplásticos resistentes, que podría fabricarse mediante manufactura rápida por impresión 3D”, finalizó.

 

Participa y Comenta