Tecnologías que llevan a otro nivel el placer sexual

16 abril 2018 7:02 pm

Equipo EBD

Por:

Las llamadas hotlines quedaron atrás; tomar el teléfono y llamar a un call center para obtener unos minutos de placer fue rebasado por la web, que cada día genera innovadoras e insospechadas formas de experimentar placer sexual.

Desde los sitios gratuitos de pornografía, el sexting (intercambio de imágenes y video con contenido sexual), sexo virtual, hasta robots sexuales inteligentes e interactivos, llevan el cibersexo a un nivel más elevado.

El investigador de la Universidad de Colima, Edgar Gómez Cruz, en su libro Cibersexo, la última frontera del Eros, asegura que actualmente, la sexualidad ha dejado de ser sólo un vehículo de la reproducción humana y ha experimentado un parteaguas desde la década de los 70 (y en los 60 con la entrada al mercado de la píldora anticonceptiva), transformándose en un estandarte de libertad, encabezado por los movimientos feministas y gay-lésbicos.

De acuerdo con Gómez Cruz, a través de la historia, la sexualidad ha sido permitida, atacada, exaltada, reprimida, tolerada y sublimada, pero, hoy en día, basta con teclear la palabra sexo en Google para obtener más de 452 millones de resultados.

Aunque se desconoce en qué momento el sexo dejó de ser un acto exclusivamente orientado a la reproducción para dar paso al erotismo, se sabe que distintas culturas de la antigüedad desarrollaron sus propios consoladores y se cree que en la Antigua Grecia, las mujeres solteras usaban “olisbos”, un sustituto del pene hecho de madera y lubricado con aceite.

En la época moderna, la industria del entretenimiento comenzó a explotar la sexualidad con espectáculos en vivo, tales como cabarets, pero debido a los avances tecnológicos, pronto se incursionó en formatos multimedia, tales como sexo telefónico, mejor conocido como hotlines, videos caseros y DVD, hasta llegar a lo virtual.

Pero para que se adentren al paraíso cibernético, realizamos un recuento de los artefactos sexuales de vanguardia tecnológica.

Kiiro, un masturbador masculino interactivo

Con el sexo online puedes ver y hablar con tu pareja, pero con Kiiro ahora además sentirás a esa persona aunque se encuentre al otro lado del mundo, y de esa manera tener una sesión sexual más realista.

Este masturbador masculino interactivo consta de dos partes, un pene artificial sensitivo y un masturbador en donde se introduce el pene real. A la distancia, las sesiones de sexo en línea serán más placenteras.

Tu pareja sólo debe acariciar el pene artificial hipersensible y tú debes introducir el pene en el mastrubador electrónico, el cual reproducirá la velocidad, la fuerza y el movimiento que tu pareja use al momento de acariciar el pene artificial.

Realidad Virtual

Si a Kiiro le sumas Realidad Virtual (RV) el acto sexual será como si de verdad estuvieras junto a tu pareja, por lo que la experiencia sexual será  máxima.

Sitios como CamSoda ofrecen un complejo sistema donde se combinan masturbardores y realidad virtual, que funcionan con Wi-Fi y se conectan vía bluetooth. Una muñeca inflable de tamaño real es la portadora del masturbador electrónico.

 

El Traje TeslaSuit

Muy consciente de la importancia de las zonas erógenas, Ree Marozau, un emprendedor de Reino Unido, creó un traje que estimula el tacto en todo el cuerpo durante el acto sexual simulando diferentes tipos de sensaciones.

El traje Teslasuit cuenta con 46 sensores hápticos (táctiles), 14 sensores de movimiento y un sistema de control del clima, por lo que podrás sentir humedad, calor e incluso superficies de la piel.

Esta prenda ha sido diseñada para proporcionar una experiencia de Realidad Virtual en todo el cuerpo.

SONA, un juguete erótico sónico

SONA Cruise es un masajeador sónico de clítoris, lo que significa que no emite vibraciones como las de los juguetes sexuales convencionales. En su lugar, genera ondas sónicas en forma de pulsaciones para estimular todo el clítoris (no sólo la parte externa que puedes ver y tocar).

Tiene ocho modos diferentes de placer que te ofrecen encontrar la sensación que más te apetezca. Además, la interfaz ha sido rediseñada para que puedas pulsar los botones con los ojos cerrados.

SONA Cruise es 100% sumergible, por si quieres llevarlo a la ducha. Esta característica y el hecho de que esté fabricado en una sola pieza de silicona lo hacen fácil de limpiar.

Vive el porno, no lo mires

Holodexxx es un proyecto canadiense de realidad virtual que ofrece una innovadora experiencia de entretenimiento para adultos.

Aquí podrás interactuar con estrellas porno digitalizadas, tanto femeninas como masculinas.

Para Graig Alguire, cofundador del proyecto, Holodexxx es una experiencia muy liberadora que busca democratizar el sexo.

Para digitalizar a las estrellas porno se utiliza un conjunto de cámaras que toman 112 fotos simultáneas de todo el cuerpo. Una vez que se hacen las capturas se procesan mediante el software Unreal Engine 4 para crear los modelos 3D animados.

Lioness, un vibrador inteligente

No sólo brinda satisfacción, Lioness realiza un “mapa” de los orgasmos femeninos para que las mujeres sepan qué hacer para maximizar el momento del clímax.

Este vibrador inteligente ayuda a las mujeres a comprender la manera en que sus cuerpos responden a la excitación sexual.

Se ve como un dildo normal, pero en su interior tiene sensores que miden la temperatura, la fuerza de tus contracciones musculares y el movimiento del dispositivo.

çCuando acaba tu placentera sesión, lo único que tienes que hacer es sincronizar el Lioness con su aplicación (disponible para Andriod y iOS).

Harmony, es sexy y… es un robot

La empresa estadounidense Real Doll ha creado Harmony, el primer robot sexual inteligente que sabe hablar, reír, moverse, tener orgasmos y que, además, aprende por medio de inteligencia artificial los deseos e interacciones de sus ‘parejas’.

Harmony es un robot inteligente que mantiene conversaciones, es culto y aprende sobre tus gustos, intereses y hasta las cosas importantes que ocurren en tu día a día.

La apariencia de Harmony se podrá personalizar según los gustos de sus dueños. La empresa RealDoll fabrica 18 tipos femeninos y dos masculinos, y sus precios oscilan desde los  mil 500 dólares hasta los 12 mil.

Con información de Erick Cervantes

Comentarios