Ocho nuevos usos para los drones

el big data, big data, ipn, dron, tecnologia, mexico

13 enero 2018 3:31 pm

Por Erick Cervantes

Los Vehículos Aéreos no Tripulados (UAV, por sus siglas en inglés) o drones, como se conocen comúnmente, son cada vez más utilizados en actividades humanas de diversa índole.

Estas pequeñas aeronaves teledirigidas han abandonado las bases militares que las vieron nacer y ahora sobrevuelan los cielos de distintos campos e industrias.

Después de un largo proceso de desarrollo, los drones han dejado de ser meros artefactos de ciencia ficción para convertirse en herramientas que ayudan en una gran variedad de tareas.

Al igual que internet y muchas otras tecnologías que se gestaron con fines bélicos para después diseminarse en el ámbito social, los drones en manos de civiles constituyen un nuevo fenómeno tecnológico.

Desde capturar imágenes aéreas para bodas o festividades, hasta sondear la inconmensurabilidad del espacio, los drones están ganando terreno, o mejor dicho, espacio aéreo, en el mercado global.

Un cine de altura

En 2014, el entonces portavoz de la Asociación Americana de Cinematografía, Neil Fried, abrió de par en par las puertas de la industria fílmica a los Vehículos Aéreos no Tripulados, después de que la Oficina Federal de Aviación de Estados Unidos autorizó el uso de drones para rodar vídeos y tomar fotografías.

“Una nueva herramienta para los artistas que les permitirá conseguir tomas aéreas creativas y excepcionales”, mencionó el cineasta.

Con la aplicación de los drones en la realización de películas, la calidad de las escenas aumentó debido a la gran versatilidad de perspectivas que estas máquinas teledirigidas pueden ofrecer.

Gastar millones de dólares en contratar helicópteros, grúas y estructuras, que además ponen en peligro la vida de especialistas, dejó de ser opción en el mundo cinematográfico a la hora de grabar imágenes en las alturas gracias a esta nueva herramienta tecnológica.

In the Robot Skies: A drone love Story (2016), es la primera película filmada en su totalidad con drones, y no sólo eso, los protagonistas de la cinta son dos personas enamoradas que utilizan drones para comunicarse. Liam Young, director del filme, menciona que su objetivo es mostrar a estos robots voladores como un artefacto cultural y no sólo como una herramienta narrativa.

Política y control social

De acuerdo con Nelson Arteaga, miembro de la Asociación Internacional de Sociología y fundador de la Red Latinoamericana de Estudios de Vigilancia, Tecnología y Sociedad, varios Gobiernos del mundo, siguiendo la pauta marcada por Estados Unidos, utilizan Vehículos Aéreos no Tripulados como un instrumento de control social.

Arteaga señala que México, Bolivia, Colombia, Argentina, Brasil Venezuela y EU son algunos de los muchos países que sobrevuelan drones para gestionar poblaciones y territorios durante protestas y coyunturas sociales, pero sobre todo en sus respectivas fronteras.

Según el investigador, en América Latina los drones implementados por los Gobiernos introducen una mirada vertical que fusiona capas de información geográfica, social y político-económica, las cuales son aprovechadas por el Estado como criterio de observación e intervención sobre espacios geográficos y grupos sociales.

Agricultura

Las imágenes de alta resolución registradas por los Vehículos Aéreos no Tripulados proporcionan a los agricultores una metodología de bajo costo para planificar, diseñar y construir sistemas de riego, cuyo objetivo primordial es obtener beneficios económicos, medioambientales y sociales.

Faine Greenwood, analista de aviones no tripulados e investigadora del Programa Harvard Humanitarian Initiative, menciona que “los agricultores siempre han necesitado información precisa y actualizada sobre la salud de sus cultivos y las condiciones ambientales de sus tierras”.

Los drones equipados con sensores especiales permiten capturar imágenes multiespectrales que indican cambios anómalos en los cultivos invisibles para el ojo humano.

En México ya operan startups especializadas en servicios de lo que se denomina agricultura de precisión, como la sinaloense Luxare o la española Agrodrone.

Comunidades Indígenas

Hoy muchas comunidades indígenas de América Latina están utilizando herramientas tecnológicas para monitorear sus territorios y sus recursos naturales, ante el embate de megaproyectos y de organizaciones criminales.

Nicolás Vargas, investigador del Centro de Investigación de Geografía Ambiental (CIGA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que cada vez más los drones serán una tecnología clave para registrar pruebas de los impactos ambientales en la defensa territorial indígena.

No obstante, advierte que si bien los drones pueden ayudar a favorecer procesos de gobernanza ambiental, al tratarse de una tecnología ajena a las culturas indígenas, estos artefactos pueden generar conflictos internos y externos.

Medicina

Los drones también muestran un gran potencial para salvar vidas. Un estudio publicado por la Revista de la Asociación Médica Estadounidense reveló que estos aparatos aéreos llegaban a situaciones de emergencia hasta 17 minutos más rápido que las ambulancias.

Andreas Claesson, un investigador del Instituto Karolinska en Suecia, decidió instalar un desfibrilador con un peso menor a un kilo en un dron, junto con una voz electrónica que guía a una persona inexperta para poder usar el dispositivo en caso de encontrarse en una situación de emergencia.

Con esta medida se busca mitigar una de las causas de muerte más frecuentes en el mundo, pues de acuerdo con Claesson, seis millones de personas mueren cada año por un paro cardíaco.

Biología

Investigadores del Instituto de Ecología (Inecol), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) emplean drones para monitorear especies en Veracruz, Puebla y Oaxaca.

El Inecol está aplicando esta tecnología para observar y cuantificar diversas especies de fauna y flora silvestre.

Con el uso de  Vehículos Aéreos no Tripulados los biólogos pueden detectar cambios en el hábitat de las especies generados por procesos naturales, por la deforestación y por la cacería furtiva que aun se realiza en varias partes del mundo.

En el mundo del Arte

¿Has oído hablar de las coreografías de drones? Pues prepárate para un espectáculo visual que te dejará fascinado.

Los drones han encontrado cabida en el mundo del arte audiovisual. El vuelo autónomo de estos artefactos permite crear coreografías aéreas sincronizadas y luminiscentes que dan lugar a formas inimaginables al ritmo de la noche y de la música.

El Cirque du Soleil incluso realizó un cortometraje coreográfico en el que un electricista baila con drones disfrazados de lámparas en una tienda de reparación mágica.

Para crear este increíble film la compañía de circo canadiense trabajo de forma conjunta con uno de los centros de investigación tecnológica más importantes del mundo, ETH Zurichit y Veity Studios.

Narcotráfico

Pero como en todo, no falta quien le dé un uso no lícito, en este caso los traficantes de droga, quienes usan drones mover su mercancía.

La senadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Verónica Martínez, pidió castigar con 12  años de cárcel a quien use estos aparatos para traficar narcóticos, y es que desde 2012, estos robots aéreos se han convertido en el modo de transporte de droga más difícil de interceptar.

En agosto de 2017, Jorge Edwin Rivera, un ciudadano estadounidense, fue detenido por la patrulla fronteriza cuando intentó pasar de Tijuana a San Diego, cinco kilos de metanfetamina, con un valor en el mercado de 46 mil dólares, utilizando un dron.

Comentarios