Talarán 5 mil árboles para construir Viaducto La Raza-Santa Clara

el big data mx, big data, camellón potrero, tala de arboles,

24 agosto 2016 6:00 am

La construcción del Viaducto elevado La Raza- Santa Clara por parte del Gobierno federal traerá consecuencias severas para el medio ambiente, pues se tiene contemplado para este año talar cinco mil 936 árboles de la zona, de acuerdo a un censo de especialistas.

Por ello, vecinos de las colonias Lindavista, Industrial I y II,  Guadalupe Insurgentes, Tepeyac y Santa Isabel ya se pronunciaron en contra de la obra y denunciaron a las autoridades locales y federales de conceder permisos falsos para avalar el proyecto.

En entrevista con El Big Data Mx, los colonos afirmaron que empleados del Gobierno capitalino comenzaron a identificar con etiquetas amarillas diversos ejemplares del camellón Potrero para su  derribo, por lo que las quitaron y en su lugar colocaron cintillos a los árboles con la leyenda “no al ecocidio”.

el big data mx, big data, camellón potrero, tala de arboles,

Foto: Paola Martínez

“El elevado que se pretende hacer va a arrasar con toda el área verde del camellón, cuyo número de árboles rebasan los 5 mil ejemplares de diferentes especies como el fresno y el eucalipto, de acuerdo a un conteo que realizamos con especialistas en las últimas semanas”, sostuvo Gloria García.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) argumentó para esta casa editorial que la construcción ayudará a desahogar el tráfico que se genera en las carreteras libres y de cuota de México-Pachuca y Circuito Interior, al liberar el tránsito en Insurgentes Norte y vías secundarías.

Además, de reducir los tiempos de traslado entre las Avenida Montevideo y la Caseta Ojo de Agua, al pasar de dos a tres horas a 70 minutos como máximo, y cuya inversión total será de 4 mil 384 millones 698 mil pesos.

Sin embargo, los colonos advirtieron que la construcción ocasionará que el tráfico empeore y se incentive el uso del automóvil, además de generar problemas con los servicios básicos como el agua y el drenaje, sin contar el excesivo ruido que se producirá una vez que comiencen las obras.

“Es una construcción pensada para promover el uso del automóvil y no el transporte público, la mayoría de los trabajadores se desplazan del Estado de México a la Ciudad de México y no viceversa”, precisó Alejandra Villar Marín, residente de la colonia Santa Isabel Tola.

Los pobladores argumentaron que han sostenido varias mesas de trabajo con el jefe delegacional en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo, y funcionarios del Gobierno capitalino, pero no han obtenido una respuesta concreta del proyecto hasta la fecha.

Ante esto, decidieron conformar un frente común de vecinos en defensa del área verde, el cual buscará establecer mesas de diálogo con la administración de Miguel Ángel Mancera, a fin de detener el proyecto hasta que se hagan los estudios necesarios de impacto ambiental y evite la tala inmoderada de árboles.

Alistan amparo

Los residentes no se quieren quedar con los brazos cruzados y ante la falta de respuesta de las autoridades, preparan un amparo colectivo en las próximas semanas para evitar  la tala de miles de árboles.

A decir de Gloria García, vecina de la colonia Lindavista el amparo sería el único medio para evitar, lo que califican como, un ecocidio, que “pretenden realizar el Gobierno federal en contubernio con las autoridades capitalinas”.

Mientras que los vecinos de la Industrial Vallejo solicitaron la intervención de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) o de lo contrario interpondrán un recursos ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo para detener cualquier obra que altere el ecosistema.

“Es realmente vergonzoso que pretendan quitarle un pulmón más a esta ciudad, sin contar con la contaminación y caos que se generará por el incremento de coches a la zona”, denunciaron durante una reunión con los comités vecinales.

En qué consiste la obra

El proyecto tendrá ocho carriles –cuatro por sentido-, tendrá una longitud de 9.7 kilómetros y dará servicio a un tránsito esperado de 50 mil vehículos por día.

Para su construcción se utilizará el derecho de vía de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y para atravesar el Parque Nacional del Tepeyac se contempla la construcción de un túnel de 390 metros de profundidad.

Asimismo, las líneas de la CFE que actualmente corren por las avenidas Huitziliuitl y de las Torres serán reubicadas mediante superpostes en la carretera federal.

La empresa encargada del proyecto será la compañía Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra), la cual resultó ganadora de la licitación lanzada por la SCT, por lo que será la responsable del  diseño, construcción, operación, explotación, conservación y mantenimiento del Viaducto.

Las desarrolladoras inmobiliarias conformadas por CAABSA infraestructura, CAABSA Constructora y Omega Corp concursaron por la licitación, pero fueron descalificados por no cumplir con los requisitos necesarios.

Comentarios