“No venimos de paseo, venimos a trabajar”: Maradona

El argentino, quien además habló de su problema con las adicciones, aseguró que asumía el reto de hacer un buen papel con Dorados de Sinaloa

Más de 50 representantes de medios de comunicación estaban a la espera de la presentación del considerado por muchos, el mejor futbolista en la historia del futbol. Diego Armando Maradona llegó a Culiacán para tomar las riendas de Dorados de Sinaloa, uno de los equipos del Ascenso Mx, y claro, su presentación causó mucho revuelo.

A las 16:30 horas estaba programada la ceremonia oficial, y a esa hora comenzó. Era la noticia del día, y Maradona correspondió con sonrisas para las tomas de televisión y las fotografías que darían voz a este momento en su trayectoria. Juan Antonio Nuñez, presidente del conjunto, fue el primero en tomar la palabra.

Leer más: Orbelín Pineda es baja del Tricolor

 

“Gracias por agarrar este reto con Dorados de Sinaloa para ponernos en lo más alto, como debe ser”.

 

De inmediato, le otorgaron la playera oficial de Dorados. Por supuesto, con el diez en la espalda.

 

“Le agradezco a la gente de Dorados por pensar en mi. Hoy tengo 56 años y asumo esta responsabilidad como cuando alguien tiene a un hijo en sus brazos. Podrán decir un montón de cosas, pero dejé la enfermedad hace 14 años, yo me estaba consumiendo. Quiero decirles y explicarles que cuando yo tomaba, era un paso para atrás, y lo que tiene que hacer un jugador es ir para adelante. Se cortó todo esto gracias a mis hijas. Me quedé sin una moneda, me convenció mi hija la más chica, la de 4 años, ella me tocaba la sábana para que me despertara, pero estaba en coma. Luego salí, y como todos, somos juzgados, todos creemos tener la verdad. Cuánta gente hay que hace peores cosas, entonces, yo vine a trabajar, a dejar mi corazón”, dijo de entrada el argentino, quien habló de su vida y sus complicaciones con las adicciones.

 

Luego, agregó que se siente en el mejor momento de su vida, y que quiere darle a Dorados lo que se perdió cuando él estuvo enfermo (14 años), y que antes no veía el sol y no se acostaba. En lo futbolístico mencionó que el sacrificio de los jugadores es durante toda la semana. Y que cada uno de los titulares debe estar al cien por ciento.

 

“No venimos de paseo, no venimos de vacaciones, venimos a trabajar, a darle una mano a los muchachos. Necesitamos que la gente esté con nosotros, más lo que le podemos inyectar anímicamente, vamos a ir a buscar los partidos. Les agradezco que hayan venido a escucharme”.

 

Al ser cuestionado por qué decidió tomar las riendas del Gran Pez, mencionó que porque no lo había ido a buscar el América, sino la de Dorados, institución a la que respeta.

 

“Yo tengo un amigo llamado Mohamed que me contaba historia de Dorados. Tenía casi firmado por los Bielorrusos, no llegamos por el tema de jugadores. Lo dejamos para mucho más adelante porque me pienso quedar mucho tiempo”.
Diego ha dirigido 72 partidos y ha ganado 39 de ellos como entrenador.

 

Te puede interesar:

Se despidió Moisés Muñoz de las canchas

Jorge Gutiérrez fue presentado con su nuevo equipo

 

TE INTERESA