Las obras del nuevo estadio de los Diablos Rojos sin daños y seguirá su construcción

Después de…

Después de una revisión a las obras del nuevo estadio de los Diablos Rojos, tras el sismo del 19 septiembre, el presidente ejecutivo del equipo, Othón Díaz, señaló que la instalación no sufrió ningún daño y que se continuará con el desarrollo de la misma.

“El estadio de béisbol Alfredo Harp Helú, casa de los Diablos Rojos del México, será uno de los más seguros del mundo. El equipo de ingenieros que fungen como directores responsables de obra, acompañados de otros especialistas nacionales e internacionales, hicieron trabajos para una revisión exhaustiva de todos y cada uno de los elementos que componen el inmueble”, explicó Díaz.

De esta manera, se determinó que el estadio “Alfredo Harp Helú”, se encuentran en perfectas condiciones una vez emitido el dictamen estructural y la “forma de inspección postsísmica”, otorgada por la Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México.

“El documento firmado por el arquitecto Jaime González, indica que el estado de la edificación no presenta derrumbe, ni parcial en ninguna parte, no está separada de su cimentación, no presenta inclinación alguna, ni de sus entrepisos», indicó Díaz.

En el nuevo estadio de los Diablos Rojos, se pretende  realizar un partido de temporada de las Grandes Ligas, con el equipo de los Padres de San Diego. El inmueble estará en un terreno ubicado entre Viaducto y esquina con Río Churubusco. Sin embargo, la entrega del estadio podría tardar más de lo previsto y de la fecha en la que se realizaría el partido de la MLB.

«Como otras magnas obras que tienen que ver con aforos públicos, los trabajos de construcción tomarán mayor tiempo de lo previsto, entre otras cosas por las intensas lluvias registradas”, señaló el presidente ejecutivo del equipo.

TE INTERESA