La esperanza regresa al Cruz Azul

Equipo EBD
septiembre 15, 2018

Por Bárbara Atayde

Durante años Cruz Azul ha buscado las piezas perfectas para llegar al tan anhelado título de Liga que no consiguen desde 1997, y en ese trayecto ha invertido millones de dólares en refuerzos, técnicos y directivos sin ningún resultado.

En 21 años, la Máquina habría gastado aproximadamente 107 millones de dólares en jugadores.

En este tiempo, la última vez que se llegó a una final fue en el Clausura 2013, misma que fue una especie de película de terror para los cementeros, pues de irle ganando al América, terminaron derrotados.

Para el torneo 2018, según cifras que se tomaron del portal especializado Transfermarkt, se desembolsó en la compra de nueve jugadores 20 millones 606 mil 226 dólares.

En total, el equipo cementero tiene diez rostros distintos en este certamen respecto al anterior.

El arranque de esta justa ha sido positivo, tan es así, que en resultados y funcionamiento han despertado la ilusión que muchos de sus seguidores ya habían dormido ante tantos malos momentos y descalabros.

La mayoría de los refuerzos arribaron a Cruz Azul ya con experiencia en el futbol mexicano, un punto clave para que realmente rindieran.

Y es que uno de los problemas que se tuvieron es que llegaban cuando ya había iniciado el torneo y los extranjeros no lograron adaptarse al balompié azteca, por más que tuvieran un currículum importante en otros países.

Los talentos

Cada una de esas piezas le ha redituado al club, al menos hasta ahora. El más caro fue Iván Marcone, quien costó cinco millones 723 mil 951 dólares. El futbolista es el comandante de la media cancha, tiene buena recuperación y visión precisa en los trazos. Un perfil que no se llenaba desde el paraguayo Cristian Riveros, quien brilló en esa zona.

Foto: MEXSPORT

Elías Hernández es la joya que desde hace 11 años apareció en la órbita del futbol mexicano, pero sólo Tigres (2012-2013) lo había requerido; ahora, en esta oportunidad que tiene con Cruz Azul ha derrochado el talento que se le conoce por la banda izquierda, dejando claro que es de buen recorrido, drible y remate a gol. No por nada vale cuatro millones 6 mil 765 dólares.

Durante el torneo pasado, Cruz Azul careció de goles, algo en lo que ha contribuido el delantero argentino Milton Caraglio, quien tuvo un precio de dos millones 861 mil 957 dólares.

Pablo Aguilar ha mostrado que puede ser el líder que tanta falta hacía en la defensa; Ricardo Peláez, el presidente deportivo de la Máquina, lo conocía bien de su paso por América en donde fue campeón.  El zaguero contaba con 250 partidos jugados en el futbol mexicano –con Tijuana y las Águilas- antes de que se vistiera de azul. Su precio fue de dos millones 289 mil 568 dólares.

“Me siento muy bien en Cruz Azul, desde que llegué aquí dije que me iba a brindar al máximo, pero todo esto es un trabajo de equipo. Estoy muy agradecido con la afición que me ha respaldado en todo momento”, señaló Aguilar cuando se le preguntó sobre el apoyo que le han brindado los seguidores al vestirse de azul.

El defensor chileno Igor Lichnovsky llegó en 2017 a México para jugar con el Necaxa, cuadro en el que demostró seguridad y ser un buen marcador. Su precio es de dos millones 60 mil 677 dólares.

Es un talento que refuerza a Pablo Aguilar y Julio César Domínguez, al menos en el papel, y bien podría en algún momento ser el titular.

Andrés Rentería llegó del Atlético Nacional de Colombia, pero ya tenía historia en México. El delantero jugó de 2013 a 2016 en Santos, y de 2016 a 2017 en Querétaro.

Cada vez que se ha parado en la cancha, ha sido desequilibrante (1, 717,174.55 mdd).

Mientras que, aunque sólo tiene 19 años, ya había tenido su oportunidad en el máximo circuito. Su club anterior (Necaxa) reconoció el talento del joven, quien ha mostrado ser un dolor de cabeza para las defensas rivales por su habilidad, por su buen ojo para los centros y hasta por sus remates a la puerta contraria, de ahí que lo haya valuado en 1, 144,783.04 mdd. Sin duda es una gran inversión para el futuro.

Además de Alvarado, Cruz Azul compró otros jóvenes para cumplir la regla 20/11 que impuso la Federación Mexicana de Futbol, pero también para que aportaran al equipo y como una buena apuesta para mirar adelante, tal es el caso de Martín Zúñiga, por quien desembolsó  572 mil 391.52 dólares. Además de Antonio Sánchez (228 mil 956.61 dólares).

Foto: MEXSPORT

Comentarios