La Codeme, un ejemplo de intereses personales y políticos en el deporte

21 abril 2017 6:05 am

En la pasada presentación del estudio Rediseño del Sistema Deportivo Mexicano, de la Universidad del Valle de México, Nelson Vargas fue tajante al decir que como empresario no invertiría en el deporte nacional debido a que en el deporte de nuestro país los intereses personales están muchas veces por encima de los deportivos, lo cual afecta el desarrollo deportivo.

Muestra de ello está en el ex nadador Felipe Muñoz, quien en su calidad de presidente de la Comisión del Deporte en la Cámara de Diputados, en el 2013, hizo una modificación en la Ley General de Cultura Física y Deporte para que la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme), que en ese entonces era dirigido por su enemigo Alonso Pérez, ya no perteneciera al sistema del deporte en el país.

“La Codeme tuvo una razón de ser en un momento muy importante, hizo mucho por México, era el organismo principal del deporte, pero cuando se crean organismo gubernamentales, no sólo en México sino en todo el mundo, ya no hay razón de ser”, declaró Muñoz en el 2013.

Su objetivo se cumplió al ser aprobada, por la Cámara de Diputados, esa modificación en la ley del deporte, y con ello, la Codeme perdió funciones y dejó de recibir presupuesto del Gobierno Federal.

El año pasado, Alonso Pérez falleció y con ello quedaba vacante la presidencia de la Codeme, que ahora ocupa José Amador Aguilar. Hace unas semanas en la Asamblea General de dicho organismo, para sorpresa de propios y extraños, el campeón olímpico en México 1968 se hizo presente en el acto, luego de ser quien intervino para que  la institución no recibiera más recursos.

“Siempre he estado con Codeme, lo que pasa es que son épocas y situaciones diferentes y políticas diferentes. Cuando fui presidente de Codeme, existía una política en donde esta Asociación era un apoyo y respeto a la autonomía federada, y cuando hay cambios se convierte la Codeme en organismo de control federado y eso ocasionó que hubiera cambios en la Ley, porque no debe haber dos organismos que controlen a las federaciones y debe ser solo uno, gubernamentalmente hablando”, explicó ese día, el ex nadador.

Así, esto es muestra de los intereses personales y políticos que existen en el deporte mexicano.

¿Cómo subsiste la Codeme?
La Codeme, al dejar de recibir recursos federales, tuvo que buscar la forma para recabar dinero y mantenerse. En las instalaciones existen varias oficinas de federaciones nacionales, quienes deben cumplir una cuota mensual para el uso de las mismas, además de que el inmueble se ha vuelto multifuncional.

El organismo cuenta con una cancha de futbol, la cual es rentada para equipos y escuelas. La selección del futbol americano, para entrenar ahí, ha tenido que desembolsar dos mil 500 pesos para el uso de ese espacio para así entrenar.

Además, cada que hay un concierto en el Foro Sol o en el Palacio de los Deportes, se convierte en una mina de oro para la organización, ya que la activan como estacionamiento y por cada auto han llegado a cobrar desde 500 pesos a mil pesos. 

Además, ahora la terraza es rentada para eventos sociales, como XV años. Además, OMDAI Mexico, que es un organismo de automovilismo, tienen rentado todo el primer piso y el mezzanine para sus eventos.

Participa y Comenta