La actividad física, elemental en personas con discapacidad motriz

2 mayo 2017 2:00 pm

Desarrollar y mejorar los movimientos del cuerpo, así como acrecentar la independencia a través del mejoramiento de las capacidades físicas son algunos de los beneficios que otorga la realización de prácticas físicas en las personas que viven con una discapacidad motriz, sean o no de alto rendimiento.

“El deporte ayuda a promover la independencia debido a que mejora las capacidades físicas, facilitando la realización de actividades que cualquier persona tiene que hacer diariamente, mejora la sociabilidad y aumenta la integración e interacción con la sociedad, lo que ayudará a la persona con discapacidad que lo practica a que se sienta motivado para realizar sus actividades y darse cuenta que puede lograr muchas cosas”, indicó Cecilia Hernández Cuarón, fisioterapeuta de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE),

Para Hernández Cuarón, la práctica del ejercicio representa un desarrollo integral para las personas, tanto en el aspecto físico como en el psicológico y social, lo que le da un equilibrio al ser humano.

Realizar actividades físicas continuamente favorece la autonomía de la persona, ya que no dependerá de alguien más para realizar sus actividades cotidianas, desde cosas básicas de la vida diaria como el autocuidado, higiene y aseo personal, hasta actividades instrumentales que se asocian a la toma de decisiones como movilidad y transporte, manejo de la economía, tareas del hogar, entre otras.

“Tratándose de personas con discapacidad motriz, los efectos de la actividad física son más evidentes, ya que la práctica les permite la readaptación física y psicológica, la lucha contra la incapacidad, la reintegración social y la independencia”, mencionó la especialista.

Panorama mundial y datos en México
De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mundo cuenta con 7 mil millones de habitantes, de los cuales poco más de mil millones padecen algún tipo de discapacidad y se prevé que la cifra se siga incrementando debido al envejecimiento de la población y los efectos de las enfermedades crónicas.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el censo poblacional de 2010, arrojaron que en México 5.1 por ciento de la población total tienen alguna discapacidad, es decir 5 millones 739 mil 270 de personas.

El INEGI reconoce siete clasificaciones en las discapacidades del pueblo mexicano: para caminar o moverse, para ver, la mental, para escuchar, para hablar o comunicarse, la de atención y aprendizaje y las dificultades para el autocuidado. Cabe señalar que en México el número de personas con problemas para caminar o moverse es el más elevado de las demás complicaciones.

Estos son los beneficios del ejercicio
1. Físicos
Mejoramiento de la condición física y capacidades, auxiliar en el control de peso y mantenimiento de buen estado corporal, lo que previene complicaciones de la discapacidad y de salud.
2. Psicológicos
Reducción de estrés y ansiedad, incremento de actividad mental y aumento de confianza en sí mismos, sentimiento de bienestar general, autoestima y motivación.
3. Sociales
Mayor integración social.
4. Funcionales
Mayor socialización, mejora de capacidades físicas, auxiliar en la independencia e integración en el mundo laboral.

 

Comentarios