Hace 23 años inició la rivalidad entre América y Pumas

El punto crucial para que detonará la enemistad entre estos dos equipos fue la final que disputaron en la temporada de 1984-85

La rivalidad entre América y Pumas es una de las más fuertes que existe en el fútbol mexicano y año con año se escribe un capítulo más a la historia del Clásico Capitalino. El punto crucial para que detonará la enemistad fue la final que disputaron en la temporada de 1984-85.

 Tras no poder romper el empate global, ambas escuadras se vieron obligados a jugar tres partidos. La ida en el Estadio Azteca brindó un marcador de 1 por 1 y en la vuelta no se presenciaron goles, por consecuencia y para definir al campeón,  tuvieron que recurrir a lo que establecía el reglamento en ese entonces, un tercer juego de desempate en un campo neutral.

La sede fue el estadio Corregidora en Querétaro. Tras lo duelos previos, el partido prometía mucho, sin embargo,  al final quedó la polémica por una decisión arbitral de Joaquín Urrea. El silbante central marcó, al minuto 11, un penalti a favor de las ‘Águilas’ ante una mano del Felix Cruz, el cual Daniel Brailovsky convirtió.

Leer más: “Ódienme más”: Nicolás Castillo

Minutos después, se vivió una jugada similar en el área azulcrema, el defensor americanista, Alfredo Tena, cometió una mano y Urrea terminó por juzgar diferente la acción, sin determinar la falta. Al final, los de Coapa se impusieron 3 por 1 con otro gol de Brailovsky y uno de Carlos Hermosillo. Por su parte, los universitarios descontaron por medio de Ricardo ‘Tuca’ Ferreti.

Este capítulo quedó marcado en la historia de ambos clubes y detonó con la rivalidad que este fin de semana escribirá una nueva página, cuando el exjugador puma, Nicolás Castillo, visite Ciudad Universitaria con la camiseta del America.

Te puede interesar:

Agustín Marchesín criticó a José Ramón Fernández por incitar a la violencia

El diputado Ernesto D’Alessio propone cárcel para quienes inciten al fraude deportivo

 

 

TE INTERESA