El fuego olímpico de México 1968 llegó a Veracruz

Carlos Alberto Cruz
septiembre 15, 2018

Después de seis días de travesía, el fuego olímpico que conmemora los 50 años de los Juegos Olímpicos de México 1968 arribó al Puerto de Veracruz, en el Buque Escuela Velero Cuahtémoc, donde ahora permanecerá en la ciudad por unos días y después será trasladado al Comité Olímpico Mexicano.

La antorcha partió desde el Puerto de La Habana, Cuba, y llegó a la ciudad veracruzana en la embarcación, donde ocho relevistas nadaron 800 metros cada uno en el mar, para finalmente terminar en el malecón. Eduardo Moreno fue el último relevista en el agua y así sacar el símbolo olímpico a tierra, donde ya esperaban los demás participantes para recorrer con el fuego varias calles de la ciudad.

Leer más: [VIDEO] Canelo y GGG arman show en el pesaje

Finalmente el pebetero fue encendido por Carlos Díaz, quien hace 50 años realizó el mismo proceso en ese mismo lugar, y el cual sirvió para las ceremonias que abrieron paso al inicio de los Juegos Olímpicos de México 68.

“Que bueno que este 50 aniversario s e celebre y festeje a lo grande, para que la nueva generación vea que con dedicación y esfuerzo se pueden cumplir los objetivos que uno se preponga”, declaró la ex nadadora María Teresa Ramírez, quien logró la medalla de bronce en los Olímpicos de México 68.

Cabe recordar que hace 50 años, la ruta original de la antorcha representó el camino que realizó Cristbal Colón cuando descubrió América. En ese entonces, la antorcha partió en Olimpia y se dirigió a Italia, lugar donde nació Colón, después llegó a España, donde Cristóbal inició su camino hacia el descubrimiento del Nuevo Mundo. Y finalmente llegaría a San Salvador, primer país que descubrió Colón en América.

Ya después de ahí, la antorcha se dirigió al puerto de Veracruz en el buque Cañonero Durango de la Armada de México donde llegó el 6 de octubre, y de ahí pasó por Tlaxcala, Puebla y se detuvo en las Pirámides de Teotihuacán el 11 de octubre.

Al siguiente día, inició su recorrido hacia el estadio Olímpico Universitario en Ciudad Universitaria, donde Enriqueta Basilio encendió el pebetero, y así dieron inicio los Juegos Olímpicos de México 1968.

Te puede interesar:

Necaxa tiene un nuevo goleador

Buen paso cementero provoca que bauticen a niño como ‘Cruz Azul’

Comentarios