‘El Abuelo’, un ejemplo de atleta sin privilegios

21 junio 2017 5:30 pm

El arquero Luis Álvarez, mejor conocido como ‘El Abuelo’, es consciente del peso que tiene una medalla olímpica y mundial frente a solo una panamericana, para tener el derecho de hablar y ser escuchado ante las autoridades deportivas, pero mantiene su inconformidad de estar concentrado en el Comité Olímpico Mexicano, además de varias cuestiones que no le gustan con los entrenamientos realizados, sin embargo, ha tenido que guardar silencio porque sabe que no tiene esos privilegios que tiene un medallista olímpico u mundial.

LEER MÁS: Nueva oportunidad para Eder Sánchez

“La grilla siempre va a existir y como deportista me tengo que dedicar a tirar flechas y si me llevan o no al Mundial, no será mi problema, uno viene a disfrutar lo que hace. Sé que hay muchas cosas que no están bien pero no es el momento para hablar de ellas, porque no he ganado nada trascendental para poder respaldarme, además sé que hay cosas que no van a cambiar”, declaró Luis Álvarez.

Álvarez consiguió dos medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y se encontraba en el mejor momento de su carrera, pero en el Mundial de Dinamarca, de ese mismo año, tuvo una baja en su rendimiento deportivo tras no clasificar ni a la ronda preliminar. En el 2016 luchó por ir a Río de Janeiro 2016 pero se quedó en el intento.

En octubre del 2015, Lee Wong, quien era en ese entonces el entrenador nacional, obligó a todos los arqueros a concentrarse en el Comité Olímpico Mexicano, Ahora en este año, la batuta la tomo el ex arquero Luis Vélez y continúa con esa misma idea de integrar a todo el equipo en un solo lugar.

“Cuando es solo venir a entrenar una semana está bien, pero lo que no lo está es venir a hacer una concentración absoluta y que nos digan que si no vienes estás fuera de la selección, y finalmente ahí no tenemos opción, pero al final los que estamos fuera somos los que hemos tenido mejores resultados. No me gusta estar toda la vida encerrado aquí ya que por ahora entrenamos en las mañanas y las tardes las tenemos libres, además tengo que terminar mi carrera profesional en Mexicali”, dijo.

FOTO: MEXSPORT

Atletas con privilegios
Una medalla olímpica o ciertos resultados constantes a nivel mundial, da ciertos privilegios a un deportista mexicano para poder quejarse y que las autoridades deportivas atiendan la situación de inmediato.

Un claro ejemplo y actual, es la arquera Aída Román (Plata de Londres 2012 y campeona mundial bajo techo en Nimes 2014), quien ha decidido entrenar en la Alberca Olímpica dentro de un espacio que ha acoplado en un rincón de las instalaciones y ha hecho caso omiso de la integración como equipo en el Comité Olímpico Mexicano.

Otro caso fue la taekwondoín María Espinoza, quien en el 2011 decidió separarse de la selección nacional para entrenar sola con su entrenador Pedro Gato y en las instalaciones de la Conade, lo cual fue respaldado por el entonces director de ese organismo, Bernardo de la Garza, ya que se trataba de la campeona olímpica y mundial.

Además esta el caso de Paola Espinosa, quien utiliza sus redes sociales para dar a conocer alguna inconformidad y se llega hacer viral tras ser una clavadista reconocida a nivel mundial, por lo tanto, las autoridades deportivas de inmediato recurren a sus peticiones. En el 2015 se quejó del agua fría en las instalaciones del Ceforma, situación que fue tomada por varios medios de comunicación y así la atleta fue escuchada por la delegación Tlalpan.

Comentarios