Brian Fernández y su pasado oscuro


Brian Fernández no tuvo el regreso esperado a Tijuana, donde superó sus adicciones que lo alejaron de las canchas por un año y medio. El jugador argentino volvió a las tierras donde se rehabilitó para enfrentar a los Xoloitzcuintles, pero no pudo sacar un marcador favorable y Necaxa terminó por perder el partido 1 por 0.

Te sugerimos: Necaxa sigue sin ganar; ahora perdió ante Tijuana

El atacante rojiblanco dio positivo en dos controles de antidoping en una misma semana del 2015 cuando jugaba para Racing Club; el primero en la liga argentina y días después en la Copa Libertadores.  Durante el tiempo que estuvo suspendido acudió siete meses a la misma clínica en la que estuvo su actual compañero Carlos “Gullit” Peña (Baja del Sol, de la cual es dueño el histórico boxeador mexicano, Julio César Chávez).

Te sugerimos: Erick Gutiérrez pasó pruebas médicas y fue presentado con el PSV

La carrera de Fernández ha sido una constante de altibajos, sobre todo por temas extra canchas, ya que en la parte futbolistica siempre ha demostrado grandes cualidades y a pesar de los varios escándalos en los que ha estado implicado aun tiene la ventaja de ser un futbolista joven (23 años).

Su llegada a Necaxa significó una oportunidad para dejar todo atrás y volver a demostrar sus esplendidas cualidades. El estratega de los Rayos, Marcelo Michel Leaño, ha hecho del atacante argentino una parte fundamental del cuadro inicial y le ha brindado actividad en todos los juegos del presente torneo, seis de ellos como titular y cuenta con dos goles.

Te puede interesar:

Detienen a ex dirigente de tiro con arco por desvío de recursos

El Tricolor será cabeza de serie para la Copa de Oro 2019

Usain Bolt debutó como futbolista profesional

Comentarios