Servidores públicos alteraron escena de la coladera donde falleció bebé

12 noviembre 2015 6:31 pm

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal ha tomado la declaración a ocho servidores públicos involucrados en el deceso de un menor de cinco meses que cayó a una alcantarilla que no  contaba con la rejilla de protección.

Los funcionarios públicos no sólo descuidaron el mantenimiento de la vialidad y equipamiento urbano, al dejar destapada la coladera, pues después del accidente repararon los desperfectos reponiendo la rejilla que hacía falta, y con ello, alteraron la escena del crimen premeditadamente.

Los involucrados pertenecen a las áreas del Sistemas de Aguas de la Ciudad de México, de la Dirección General de Servicios Urbanos, de la Secretaría de Obras y Servicios, y de la Agencia de Gestión Urbana, así como de la Secretaría de Seguridad Pública.

Dichos funcionarios podrían enfrentar cargos por  ejercicio ilegal del servicio público, en la hipótesis de incumplimiento a su deber quien propicia un daño a las personas, y el encubrimiento por favorecimiento, pues alteraron premeditadamente los indicios del delito.

Por lo cual podrían alcanzar una penalidad de dos a siete años,  y de seis meses a cinco años de prisión, respectivamente, por cada delito.

La Fiscalía de Servidores Públicos de la PGJDF giró los citatorios en contra de ocho funcionarios, luego que los hechos se registraron en una vía primaria, la responsabilidad del mantenimiento corresponde al Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Será en las próximas horas cuando se deslinden las responsabilidades correspondientes, y se defina la situación jurídica de los funcionarios citados a declarar.

Al respecto, el procurador Rodolfo Ríos Garza dijo que los trabajadores siguen declarando  ante la autoridad ministerial competente, y se siguen realizando las pruebas periciales correspondientes para verificara el grado de responsabilidad.

Los hechos se registraron el miércoles pasado, sobre  la calzada Ignacio Zaragoza, esquina con Canal de Río Churubusco, colonia Agrícola Pantitlán, en la delegación Iztacalco.

A las 12:50 horas, la mamá del menor transitaba por el lugar llevando a su hijo en una carriola, la cual se atoró en una alcantarilla, por lo que al tratar de destrabarla, el bebé cayó en la coladera le faltaba la rejilla.

De inmediato la mamá del menor solicitó ayuda, y fue auxiliada por su hermano, quien apoyado de otras personas, descendió utilizando una cuerda sin lograr rescatar al menor.

Una vez que llegaron los Bomberos, utilizaron una escalera y lograron rescatar  al bebé quien inmediatamente fue trasladado al Hospital Pediátrico de Iztacalco, sin embargo, ya había perdido la vida, pues ya se encontraba sin signos vitales, a lo cual, no obstante se le practicaron maniobras de resucitación.

El protocolo de necropsia establece que la causa de la muerte fue asfixia por sumersión, presentando además un traumatismo craneoncefálico, narró el procurador, Ríos Garza.

Comentarios