Los niños se accidentan más en vacaciones: guía para prevenir heridas y muertes infantiles

En vacaciones los accidentes infantiles como las fracturas, quemaduras, intoxicamiento e incluso la muerte son más frecuentes.

Las vacaciones son el periodo que más disfrutan los pequeños del hogar durante el año, pero también es donde más se accidentan, a pesar de que 90% son evitables.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada día mueren más de 2 mil niños debido a lesiones accidentales.

Además cada año ingresan decenas de millones donde algunas veces quedan con alguna discapacidad de por vida.

Te sugerimos: ¿Tus niños se aburren en casa? ¡No más! Cursos de Verano GRATIS en la CDMX

“Durante esta temporada siete de cada 10 lesiones que sufren niños, niñas y adolescentes suceden en el hogar” aseveró la secretaria de Salud Patricia Mora González.

Actividades como jugar en casa, o estar en la cocina puede convertir cualquier descuido en una pesadilla para los padres.

Debido a ello se recomienda mantenerlos supervisados y tener ciertas precauciones en el hogar.

Lo más comunes son:

  • Heridas
  • Quemaduras
  • Golpes en la cabeza
  • Intoxicaciones
  • Atragantamiento
  • Objetos atorados en alguna fosa nasal
  • Cortaduras
  • Raspaduras
  • Fracturas
  • Esguinces

También depende de la edad del pequeño, no hay que olvidar que los chicos, menores de seis años, son sumamente curiosos y tienen deseo de conocer, explorar el mundo.

Sin embargo no siempre se tiene el tiempo para supervisarlos todo el día, por ello se proponen actividades como ponerlos a dibujar, colorear o armar un rompecabezas mientras se cocina o se realiza una tarea del hogar.

La comunicación

Hablar con ellos es un factor muy importante sobre la seguridad, explicarle los peligros y consecuencias que hay en la casa, lo que debe evitar o con lo que debe ser más cuidadoso, de esta manera la comunicación se convierte en una medida importante para evitar accidentes.

De la misma manera el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que durante las vacaciones los accidentes infantiles aumentan 25% y que nueve de cada 10 se puede prevenir de manera sencilla.

Algunos métodos de prevención:

  • Cuidar que los objetos punzocortantes no estén al alcance de los niños.
  • Alejar los medicamentos (pueden confundirlos con dulces).
  • Poner en un lugar seguro los productos de limpieza que son venenosos.
  • Evitar que los niños ingresen a la cocina para evitar quemaduras.
  • Proteger los bordes filosos de los muebles.
  • Poner protección en las tomas de corriente.
  • Evitar que el pequeño enchufe o desenchufe aparatos eléctricos.
  • No cargar a un niño mientras se prepara un alimento en la estufa.
  • Supervisar a los menores si hay recipientes con agua, debido a que éstos se puede ahogar en superficies no muy profundas.

Actividades en familia

También es importante pasear regularmente con los pequeños debido a que tienen mucha energía.

Si no se realiza actividad física los menores, de escolaridad primaria, sentirán la necesidad de correr por la casa y podrían caerse, lastimarse o tener consecuencias como fracturas.

Pero no sólo hay que tener precauciones en el hogar, también hay que tomar ciertas medidas si se sale a vacacionar con los pequeñines, y se puede prevenir de maneras simples como ponerles protección solar o una plática sobre los lugares donde hay que tener precaución.

Tener los números de emergencias a la mano siempre es importante, conocer el lugar, sus salidas de emergencia, ubicar los módulos de seguridad entre otros, también tener cuidado con las picaduras de insectos, lugares con albercas y comidas en descomposición debido al calor.

Por qué ocurre

Durante las vacaciones los padres se relajan más de lo habitual mientras que los pequeñines al no tener que levantarse temprano e ir a la escuela tienen más energía y tiempo libre.

Qué hacer en caso de que mi hijo tenga un accidente

Lo primero siempre es mantener la calma para actuar de manera rápida y prudente, tranquilizar al menor y llevarlo de inmediato a emergencias o en todo caso solicitar una ambulancia.

En caso de que un pequeñín sufra una quemadura lo más recomendable es detectar de qué nivel es, vertir con agua fresca la lesión, taparla con un trapo o gasa limpias, evitar los remedios caseros y acudir inmediatamente al médico.

Si sospecha de una intoxicación lo mejor es comprobar el producto que ingirió el menor, revisar la etiqueta debido a que muchas tienes indicaciones sobre qué hacer en caso de ingesta, acudir a emergencias.

Si observa que el niño se atraganta con algo se debe aplicar la ‘maniobra de heimlich‘, se debe colocar detrás del pequeño y ‘abrazarlo’, poner el puño entre el m¿ombligo y las costillas y presionar hacia adentro y arriba en un sólo movimiento las veces necesarias hasta que se arroje el objeto, jamás se debe intentar sacar el objeto con las manos.

En caso de ser un bebé se debe poner boca abajo y dar 5 golpes en la espalda del infante o en todo caso aplicarlos en el pecho.

En caso de una fractura se recomienda llamar a emergencias, no mover al pequeño y mantenerlo en la posición en la que está, se puede ayudar de objetos que le den soporte.

Si una cortadura es muy profunda lo mejor es realizar un torniquete, para evitar la circulación de sangre y evitar el desangramiento, se puede hacer con cinturones, pañuelos muy ajustados sobre la herida y poner una compresa para evitar el derramamiento de sangre.

Te puede interesar:

[AMLO EN VIVO] ‘Las sombrillas verdes’, club’s que orientarán a jóvenes contra adicciones

AMLO elimina programas ‘estrella’ de EPN; va por 139 programas más para 2020

México es el país que compra las medicinas más caras: Salud

YASG

TE INTERESA