Salón 16, mezcla entre lo tradicional y moderno

13 julio 2017 8:33 pm

Hablar del centro de la Ciudad de México es referirse a su historia, sus calles, su gente y, por qué no, a sus cantinas. No es para menos: en el Centro Histórico se instaló la primera cantina del país, y desde entonces inició toda una tradición.  

Salón 16 abrió sus puertas a principios de este año y ha tenido un gran auge debido a la diversidad de su gastronomía, bebidas, folclor y ambiente, que resultan en una mezcla de lo tradicional y lo moderno de este tipo de lugares.

Pone a la disposición del visitante una gran variedad de alimentos sin dejar a un lado la típica comida de cantina que nace del gusto de la gente, junto con los platillos de un restaurante. El lugar se divide en tres secciones, cada una con su propia identidad. La primera corresponde al Salón Terraza, un lugar al aire libre para fumar, comer y beber, con vista a la calle y en donde se puede disfrutar relajadamente sin que el bullicio de la ciudad afecte al comensal.

La segunda es el Salón de los Murales, en donde se vive todo el folclor y la música al disfrutar de un tarro de pulque, una cerveza fría o un platillo delicioso; es un sitio que invita a divertirse sin salir de él. La tercera área es la del Salón B, diseñada como una zona más formal para un día tranquilo, en compañía de tu pareja o para una reunión de negocios en medio de una atmósfera agradable.

En Salón 16 vas a encontrarte con varias opciones para beber, como los curados de pulque traídos de Apan, Hidalgo, y que son preparados en casa por el maestro tlachiquero Fausto Villanueva Bárcenas, quien se ha dedicado durante varias décadas a la elaboración de esta bebida, así que no te puedes ir sin probarlos, ya sea en versión natural o en sus variedades de guayaba, frambuesa, manzana, frutos rojos, mango, fresa o piñón, siendo este último el más solicitado.

Asimismo, para quienes nunca han probado esta bebida, existen shots con la finalidad de que la degustes antes de animarte a pedir un tarro.

Como en cualquier otra cantina de la ciudad, Salón 16 ofrece entradas como son las tostadas, cocteles de camarón, cebiche de pulpo, tacos, empanadas y sándwiches turcos, quesadillas de jamón con queso, jaiba y sesos; tacos de carne de borrego, camarones montados sobre una tortilla de maíz hecha a mano, con queso fundido y tocino crujiente.

Ya entrados en el fin de semana, cuando el ambiente es más de fiesta, “más de cantina”, Salón 16 ofrece los jueves el típico pozole rojo de Michoacán, y a partir de las 20:00 horas, el lugar es amenizado por un grupo de jazz haitiano en vivo. Los viernes sirve un caldo de cabeza de res cocinada en su punto, como sólo las cantinas del Centro Histórico lo saben hacer.

Como platillo estrella está el cabrito, acompañado de guacamole, papas a la francesa y tortillas de harina elaboradas en casa. Además, si la carne es lo tuyo, te recomendamos pedir las gaoneras de filetes de res, platillo tradicional de cantina servido con cebollitas cambray, chiles toreados y guacamole casero, todo preparado a la vista del comensal.

El postre no puede faltar, por lo que Salón 16 ofrece un panqué de plátano tabasco montado sobre un puré de plátano macho acompañado de un quenelle de helado de vainilla y crema batida.

Además del pulque, las bebidas de dicho establecimiento rescatan las tradiciones de nuestra tierra haciendo una fusión con lo contemporáneo. El coctel de la casa Salón 16 es una mezcla de mezcal, piña natural, un toque de jugo de limón, jugo de piña, licor de naranja, jarabe natural y chile habanero. Otro coctel, hecho de mezcal verde, tiene un sabor fresco a pepino, escarchado con sal de gusano, y su mezcal alacrán le proporciona el toque ahumado; éstas son sus nuevas propuestas.

Así que para pasártela bien en compañía de una buena bebida y deliciosa comida, Salón 16 es la mejor opción.

Horario:

Lunes a sábado, de 12:00 a 23:00 horas.
Domingo, de 12:00 a 19:00 horas.

Te puede interesar: 

Come las alitas más picantes del mundo en Barrio Gourmet

El Taquito. Tradición de casi 100 años en la capital

 

Comentarios