Riesgo de pasar del “catarrito” a grave crisis económica

19 enero 2016 6:34 pm

Los países emergentes deben estar preparados para una crisis potencialmente severa y de consecuencias violentas, debido a los estragos que pudieran causar el retiro de las políticas monetarias no convencionales en países ricos y la desaceleración de China, afirmó Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), en una entrevista con el diario Financial Times.

Carstens señaló que el riesgo proviene de la venta de acciones y bonos de mercados emergentes por parte de los inversionistas internacionales desde mediados de 2015, que amenaza con provocar una contracción crediticia que dificultaría a las empresas de estos países pagar sus deudas.

El gobernador del Banco de México expone que los bancos centrales de los mercados emergentes podrían imitar a sus contrapartes del mundo desarrollado y convertirse en “formadores de mercado de última instancia”, mediante el uso de políticas monetarias no convencionales para intentar estimular sus estancadas economías.

El Financial Times explicó que los comentarios hechos por Agustín Carstens se suman a una creciente preocupación acerca del deterioro de las perspectivas para los mercados emergentes en 2016, encabezadas por una desaceleración económica en China.

Los mercados emergentes deben estar listos para una crisis potencialmente severa. El ajuste podría ser violento, y las autoridades deben estar listas para ello”, dijo.

Analistas financieros coinciden que la caída de los precios del petróleo mexicano, como nunca antes visto en los últimos 13 años, la baja en los precios de los metales y la devaluación del peso frente al dólar, han sido mayores a los esperados.

Carstens expone que los bancos centrales de los mercados emergentes podrían imitar a sus contrapartes del mundo desarrollado y convertirse en “formadores de mercado de última instancia”, mediante el uso de políticas monetarias no convencionales para intentar estimular sus estancadas economías.

Comentarios