Vecinos de Xochimilco rechazan centro comercial en pueblo originario

13 noviembre 2017 10:45 pm

Habitantes de Santa María Tepepan esperan reconocimiento como pueblo originario para realizar la consulta ciudadana correspondiente y poder detener la construcción del centro comercial Terrazas Arenal.

Y es que de acuerdo con dictámenes oficiales, el complejo pone en riesgo las viviendas aledañas y afectaría los servicios básicos de la zona.

Esta construcción se sitúa en Calzada Arenal #651 en un polígono de seis mil 753 metros cuadrados, con 34 locales distribuidos en 10 mil 589 metros cuadrados.

El centro comercial tendrá tres niveles, con siete salas de cine de la cadena Cinemex, locales comerciales de Petco, Smart Fit, Office Depot, Interlingua, Iusacell, Sensei, Cielito Querido Café, Radio Shack y Enrique Bricker.

Además, para albergar a sus visitantes contará con 457 cajones de estacionamiento.

Actualmente, la plaza se encuentra con sellos de clausura bajo el expediente INVEADF/OV/PL405/3296/2016, que fueron colocados el 31 de octubre de 2017. Sin embargo, vecinos denuncian que, aún con éstos, las labores de construcción continúan.

En la fachada se encuentra el Manifiesto de Construcción Tipo B, con folio 1318/2014, supervisado por el Director Responsable de Obra Héctor Eduardo Fernández y Cole (DRO- 1152), pero ya se encuentra vencido; su vigencia va del 6 de junio de 2014 al 6 de junio de 2017.

Roberto Muñoz, vecino de Tepepan, señala que la licencia de construcción también vención y la constructora Beck trabajaba desde mayo de 2016 con el permiso vencido.

Este desarrollo es parte del fondo de inversión inmobiliaria de Artha Capital, el cual también tiene entre sus proyectos Plaza Kukulcán en Mérida, Pasaje Ferrería en Azcapotzalco y Paseo Ventura en Ecatepec.

El fondo que sustenta económicamente la construcción de Arenal se denomina ArtCK13 y fue creado en 2013.

Los inconvenientes

La barda perimetral de Terrazas Arenal evidencia que no es la primera vez que clausuran el predio, pues existen varios sellos debajo, uno de ellos debido a que la obra no contaba con un programa de Protección Civil; tampoco tienen un proyecto de mitigación de riesgos.

De acuerdo con un dictamen de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), la construcción de Terrazas Arenal pone en riesgo las viviendas aledañas y afectaría los servicios básicos de la zona.

Las viviendas colindantes ya han sido afectadas por los trabajos en Arenal 651, pero la empresa no ha reparado los daños de estas, por lo que el centro comercial cuenta con demandas penales y administrativas.

“Terrazas Arenal ha hecho firmar a los vecinos documentos para que no actúen en su contra con la promesa de reparar los daños”, advirtió Roberto Muñoz, vecino.

La presión y amenazas por parte de la inmobiliaria ha generado la fragmentación de los vecinos.

Muñoz, Alejandro Velázquez y demás vecinos de Tepepan ven como única salida para evitar la gentrificación que traería este proyecto, que se reconozca como pueblo originario.

Esta sentencia saldrá en unos días y con ello el pueblo de Tepepan podrá someter a consulta, derecho legítimo de los pueblos originarios, la construcción de la plaza.

Choque cultural

Tepepan es uno de los 14 pueblos originarios de Xochimilco, aunque ya existían pobladores en el lugar antes de la llegada de los españoles, en 1526 fue fundado como pueblo por Fray Pedro de Gante. Reciben este nombre porque fueron fundados antes de que existiera el Estado mexicano.

Este pueblo alberga tradición y cultura. Recrea los ciclos festivos religiosos, ha conservado usos y costumbres, como las mayordomías encargadas de fiestas patronales, danzas, carnavales y formas de trabajo comunal.

Sin embargo, la llegada de un centro comercial de estas características provocaría un choque cultural y pondría en riesgo las tradiciones y cultura de Tepepan, advierten vecinos.

La delegación Xochimilco no permitirá su apertura

El centro comercial Terrazas Arenal presume en su página de Internet que en noviembre de 2017 será la apertura, pero de acuerdo con la nota técnica del proyecto, la apertura debió darse en verano de 2015.

Noviembre sigue su curso y la obra continúa inconclusa. Aunque en la fachada comienza a haber acabados y simula estar próxima a terminar su construcción, vecinos advierten que por dentro continúa en obra negra.

“La constructora se apuró en los trabajos de la fachada para tramitar el permiso de apertura, pero la delegación detectó esta irregularidad y se negó a concederlo”, comentó Roberto Muñoz.

El Gobierno local, en voz del delgado Avelino Méndez,se comprometió a que no dará la terminación de proyecto; por lo tanto, sin este documento la plaza comercial no puede operar.

Comentarios