Regular marchas es un método de control social: europeos

marchas, plantones, cdmx, vialidades, sspdf, big data, el big data

4 mayo 2016 7:00 am

De cara a la elaboración de la Constitución de la Ciudad de México, los partidos Acción Nacional (PAN) y Nueva Alianza han propuesto regular las manifestaciones en la capital; sin embargo, candidatos independientes y ciudadanos no aprueban dicha iniciativa, ya que fundamentan, se violaría el derecho a la libre manifestación.

Los que están a favor de la medida argumentan que en ciudades como Berlín, París y Londres, las marchas están reguladas y al mismo tiempo se garantiza el derecho de manifestación.

Sin embargo, El Big Data Mx platicó con ciudadanos extranjeros para conocer su opinión sobre este tema, y se  manifestaron en contra, pues consideraron es una forma de control social.

Para Josu Los Santos, de nacionalidad vasca y quien radica en Berlín, Alemania, la manifestación es un derecho constitucional.

“En España existe la Ley Mordaza, que entre otras cosas impide todo tipo de marcha o manifestación no autorizada en contra de cualquier tema, ya sea político o social”, expone.

A decir de Josu el resultado es que la gente ya no se atreve a manifestar su inconformidad.

Por su parte, Lea Vanbuckhave, animadora de prevención en París, Francia, expone que la reglamentación de la protesta social permite a los Gobiernos imponer leyes o reformas sin ser importunados por el descontento social.

“Ahora mismo hay marchas en Francia en contra de la Ley del Trabajo, si bien ninguna marcha fue prohibida, la represión por parte de la policía alcanza intensos niveles”, comentó.

De acuerdo con Lea Vanbuckhave, quien quiere organizar una marcha tiene que presentar una declaratoria ante la jefatura de policía o el ayuntamiento de la ciudad por lo menos con tres días naturales de anticipación.

“Los nombres y las direcciones de los organizadores tienen que aparecer en la declaración, de igual forma, tienen que decir el camino que va a tomar la marcha”, cuenta.

Además, expone, que recientemente fueron prohibidas las manifestaciones vinculadas a la Cumbre del Clima (Cop21), que se realizó en diciembre de 2015 en París, debido al “estado de emergencia” que rige al país galo desde los atentados del 13 de noviembre de 2015.

Incluso algunos activistas recibieron la orden de quedarse en casa.

Brenda Gómez Carrillo, directora de Análisis e Investigación de la Coordinación General de la Unidad para la Reforma Política de la CDMX, dijo a esta casa editorial, que la propuesta que lleva a cabo el Grupo de Trabajo que apoya al jefe de Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, en la elaboración del proyecto de Constitución, no tiene contemplado limitar el derecho a la manifestación.

“Tienen una posición absolutamente garantista de todos los derechos, nadie se ha pronunciado por limitar, de alguna forma, el derecho a la manifestación”, puntualizó.

Sin embargo, detalló, lo que ocurra una vez instalada la Asamblea Constituyente (15 de septiembre de 2016) dependerá del debate que sostengan los grupos parlamentarios que la conformen.

De acuerdo con el Informe especial sobre el derecho a la movilidad en el Distrito Federal 2011-2012, de las 48 quejas investigadas durante ese periodo, los principales obstáculos que se detectaron para ejercer el derecho al libre tránsito fueron la existencia de puestos de comercio informal con 42%, la basura o material de construcción con 15%, la colocación de rejas en algunas calles con 14%.

Por ello, el candidato independiente Sergio Gabriel García Colorado opina que regular las marchas es una “barbaridad”.

“Sería contraproducente para la democracia, no lo comparto porque hay que brindarle toda la libertad a la ciudadanía”, apuntó.

En tanto, Sergio Méndez Moissen, candidato independiente, considera como un debate falso el contraponer el derecho a la movilidad al de manifestación.

“De hecho nosotros proponemos la disolución del cuerpo de Granaderos, echar abajo el protocolo de control de multitudes y el artículo 362 del Código Penal que criminaliza la protesta”,dijo. 

Moissen expone que el principal problema de la movilidad es un transporte público que ha sido olvidado y no las manifestaciones públicas.

Respecto a que las movilizaciones ya son reguladas en países como Francia, España y Alemania, el candidato expone que no se debe copiar modelos de otros países y que resulta autoritario el reglamentarlas.

EL DATO

La Constitución de la CDMX deberá ser aprobada a más tardar el 31 de enero de 2017, por las dos terceras partes de sus integrantes.

Participa y Comenta