Recursos federales atoran movilidad en la CDMX

9 diciembre 2016 6:00 am

 

A la Ciudad de México no le van a dar las cuentas para apuntalar la inversión en materia de infraestructura de transporte que abanderó el Gobierno de Miguel Ángel Mancera, al menos no en cuanto a recursos federales se refiere.

Para el próximo año, la capital contará con recursos limitados procedentes de la federación y que principalmente fueron concentrados en el Fondo de Capitalidad, que rescató en el último momento 2 mil 450 millones de pesos, luego de que la propuesta que envió el Ejecutivo federal a la Cámara de Diputados lo había dejado en ceros.

Al Gobierno local le urgen los recursos, principalmente para avanzar en la construcción de la ampliación de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC), de la terminal Mixcoac a Observatorio, y para la ampliación de la Línea 9, de Pantitlán también hacia Observatorio.

Sin embargo, los recortes que hizo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación y que luego aprobó la Cámara de Diputados únicamente contemplan recursos para las obras en la Línea 12.

Para el crecimiento de la Línea 9, no fueron etiquetados recursos y quedará pendiente de fondos, a pesar de que Jorge Gaviño, director del STC, aseguró que la administración capitalina buscará alternativas de financiamiento para su ejecución.

La otra ampliación, la de la Línea 12, cuyos trabajos coordina la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), recibirá tan sólo 500 millones de pesos de recursos federales para el próximo año, 310 millones menos en comparación con los asignados para el ejercicio fiscal que termina.

Esta cantidad es insuficiente, pues el cálculo para concretar la extensión hasta Observatorio para conectarla con el servicio que llegará del Tren Interurbano México-Toluca exige 8 mil 805 millones de pesos, de acuerdo con información publicada en el portal Transparencia Presupuestaria.

Durante 2015 y 2016 dicho proyecto ha recibido apenas mil 285 millones de pesos, por lo que con los 500 millones de recursos federales en 2017 sólo se habrá invertido 14.5% de monto total que requiere la construcción de 4.6 kilómetros de vías, las estaciones Álvaro Obregón y Valentín Campa, la adecuación de la terminal Observatorio y la implementación del material electromecánico para la operación segura de la ruta.

De esta manera, las cuentas se complican y a la Sobse no sólo en lo financiero sino también en los tiempos de entrega, ya que el proyecto original contempló que la construcción de la ampliación se ejecutaría en máximo 534 días, es decir, que las obras deberán terminar para septiembre del próximo año.

Suponiendo que la administración capitalina solvente los recortes presupuestales, aún faltaría resolver otro hueco de cuatro mil 200 millones de pesos necesarios para la compra de 12 trenes de rodadura férrea, similares a los que ya circulan en el tramo de Mixcoac a Tláhuac, para que la línea mantenga sus intervalos de operación.

Recortes al Fondo Metropolitano

Además del dinero para el Fondo de Capitalidad y para la ampliación de la Línea 12, las finanzas locales también tendrán acceso a recursos de origen federal para proyectos metropolitanos y para mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad al transporte público.

Para proyectos de impacto metropolitano, la federación asignó mil 262 millones de pesos, de los que 15% deberán ser usados en proyectos de movilidad sustentable y no motorizada, con lo que desde el Congreso se puso un candado para que este dinero no se gaste en obras de infraestructura vial.

En este rubro, la capital también perdió impulso presupuestal para el próximo año, pues el Fondo Metropolitano tuvo una reducción de 70% en comparación con los cuatro mil 052 millones de pesos asignados para 2016.

En materia de accesibilidad, la capital logró rescatar 28.5 millones de pesos que fueron asignados al Fondo para la Accesibilidad de las Personas con Discapacidad, que también había desaparecido del proyecto que presentó Hacienda.

Recursos para delegaciones

Las delegaciones también recibirán recursos federales para la ejecución de obras de infraestructura, reparación de banquetas y guarniciones, proyectos de desarrollo económico y de beneficio social con una bolsa de 866 millones 200 mil pesos.

Cuauhtémoc fue la delegación más beneficiada por la federación, ya que recibirá 240 millones de pesos en proyectos que ya fueron etiquetados, además de los recursos que pueda bajar el Gobierno central de los fondos de infraestructura estatal y municipal para ejercer en esa demarcación.

Le siguen Benito Juárez con recursos por 115 millones 500 mil pesos para ejercer durante 2017 y Tlalpan, Azcapotzalco, Tláhuac y Xochimilco, cada una con un presupuesto de 90 millones de pesos como resultado del reparto federal de recursos.

Participa y Comenta