Rebelión en Morena …quieren tres coordinar ALDF

2 julio 2015 4:00 am

Tras derrotar en las urnas al Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Distrito Federal, el partido de Andrés Manuel López Obrador enfrenta su segunda “gran batalla” y es contra sí mismo.

Se trata de la disputa por coordinar los trabajos de la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y a su vez, presidir la VII Legislatura local.

La pugna se centra de en tres personajes claves, que además de representar una corriente dentro de ese órgano político, son el conducto ideal para determinar quién será el candidato de Morena a la jefatura de Gobierno del DF.

De acuerdo con una serie de entrevistas realizadas por El Big Data Mx, los naturales para liderar la fracción parlamentaria de ¡22 diputados! son: Néstor Núñez, César Cravioto y David Cervantes.

Y es que ellos abanderan las aspiraciones de Ricardo Monreal, jefe delegacional electo en Cuauhtémoc; Martí Batres, dirigente nacional de Morena y Claudia Sheinbaum, jefa delegacional electa en Tlalpan, respectivamente.

Conócelos:

Néstor Núñez, es hijo del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez y afín al grupo de Ricardo Monreal, quien es el próximo jefe delegacional en Cuauhtémoc; quien ya anunció que dejará el cargo para buscar ser jefe de Gobierno en el 2018.

Núñez representa la alianza entre su padre y el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador. Durante el proceso electoral pasado se le acusó –mediante grabaciones de audio– que junto con Ricardo Monreal simulaban contratos para justificar los gastos de campaña.

Durante la campaña, Núñez se mostró como uno de los aspirantes más cercanos a Monreal y a su vez fue el primero en anunciar que pedirá derogar el Hoy no Circula Sabatino y el aumento a la tarifa del Metro.

César Cravioto, es identificado como incondicional de Martí Batres, actual presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, quien ya fue diputado en dos ocasiones.

Batres también fue secretario de Desarrollo Social en la gestión de Marcelo Ebrard, cargo desde donde buscó la candidatura a la jefatura de Gobierno por su entonces partido –(PRD)– y quien desde Morena no se ha descartado como aspirante a ese cargo dentro de tres años.

El tercero en discordia en la disputa por la coordinación de la ALDF es David Cervantes, quien ocupará por segunda vez una curul en la Asamblea Legislativa pero ahora con Morena; pues como perredista ya ocupó una curul.

También se  desempeñó como titular del Instituto de Vivienda durante la gestión de Andrés Manuel López Obrador en el DF y es el hombre de las confianzas de Claudia Sheinbaum, una de las consentidas de Andrés Manuel López Obrador.

 

Participa y Comenta