Layda Sansores gastó ¡2.8 millones de pesos! del Senado sólo en 2016


Los 700 mil pesos que la senadora con licencia y candidata de Morena a la alcaldía de Álvaro Obregón, Layda Sansores, fueron sólo una muestra del gasto que la ex legisladora hizo y cargó al Senado de la República.

Sólo entre febrero y diciembre de 2016, la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia gastó y facturó dos millones 871 mil 309 pesos a nombre del Senado de la República.

Del monto total, Sansores facturó un millón 614 mil 761 pesos con los datos fiscales de la Cámara de Senadores, bajo el R.F.C. CSE750917BG3, y un millón 256 mil 546 pesos, cuyo gasto únicamente comprobó con recibos.

El Big Data revisó las facturas, recibos, notas de remisión y tickets que la candidata a Álvaro Obregón entregó entre febrero y diciembre de 2016 para comprobar los gastos realizados en ese periodo.

Los documentos fueron entregados como respuesta a una solicitud de información con folio 0130000006318, en la que se pidió al órgano legislativo los “documentos administrativos que comprueben el gasto erogado por la senadora”, concentrado en 410 fojas, de las que se tienen copia.

Hace unas semanas se dio a conocer que en los comprobantes se detectaron decenas de gastos que no están relacionados con las actividades legislativas de la ahora aspirante a la alcaldía de Álvaro Obregón.

Leer másLayda Sansores #TotalmentePalacio; carga al Senado hasta pantiprotectores

Los gastos que la senadora con licencia presentó van desde el pago de cinco pesos para el servicio de parquímetros en la capital del país, licuadoras con valor de más de 30 mil pesos, iPads y pantallas planas, entre muchos otros.

Además de cientos de gastos comprobados con documentos fiscales, Sansores entregó durante 2016 más de un millón de pesos a personas físicas, algunos identificados como militantes y maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) , de cuyo gasto sólo existe registro por recibos emitidos por los mimos beneficiarios.

Sobre los señalamientos por el presunto uso discrecional de recursos del Senado y la facturación a esa misma cámara de consumos personales, Sansores aseguró el 21 de junio pasado, que no ha “tomado ni un pinche peso” de dinero público, que pidió a la Auditoría Superior de la Federación que se revise toda la documentación que entregó para comprobar sus gastos y que la información surgida es parte de campañas de desprestigio en el marco del proceso electoral.

Leer más: [VIDEO] Responde Layda Sansores a las acusaciones de malversar fondos del Senado

Comprobó hasta sus “antojos”

Los documentos con los que Layda Sansores comprobó al Senado sus gastos desnudan los hábitos de consumo de la ahora candidata por Morena, pues muestran que hasta sus antojos eran facturados a cargo del Senado.

El Palacio de Hierro es una de las tiendas departamentales aparentemente favoritas para la candidata, y no sólo para comprar ropa, computadoras o menaje para el hogar; sino también antojos como la galleta y siete macarrones que pagó por 202 pesos el 29 de noviembre y facturó al Senado.

Las facturas y recibos muestran gastos ínfimos que Sansores comprobó y cargó a la Cámara Alta, como los recibos 318296, 391783 y 3301124, que entregó para comprobar el pago de diez pesos por el “servicio de sanitarios en mercados” y 26 pesos por el “servicio de estacionamiento”, en una visita a la sede de la delegación Azcapotzalco.

Los gastos que Sansores entregó en 2016 como comprobantes al Senado también incluyen la compra de dos helados, uno con “topping” sencillo y otro “ilimitados fruta natural”, por lo que pagó 86 pesos, el 04de octubre de 2016, en Campeche.

A la candidata de Morena le gusta comer bien, al menos así lo revelan las decenas de facturas solicitó a cargo del Senado en restaurantes como Maque Café, en la Ciudad de México, o El Rey del Cabrito, en Monterrey, Nuevo León, en el que l 28 de agosto de 2016 facturó una comida de 782 pesos.

A su paso como senadora del PT, Sansores aparentemente no tuvo empacho por facturar o comprobar gastos de cualquier tipo, incluso lo que parecerían comunes para cualquier ciudadano.

Fue el caso de una factura que solicitó el 31 de agosto de 2016, en un local comercial ubicado en el Aeropuerto Internacional de Monterrey, por 23 pesos, con lo que pagó una lata de 335 mililitros de coca cola; o cuatro tickets, tres por cinco pesos y uno por cuatro, para comprobar el pago de parquímetros en la capital.

Sansores también entregó al Senado comprobantes de gastos por productos de uso personal. Si la senadora requería ropa limpia la pagaba y la facturaba a cargo del órgano legislativo.

El 02 de junio de 2106 pagó 80 pesos por el servicio de lavandería y tintorería en un local con razón social “La Impecable”, ubicado en Tuxtepec, Oaxaca, por el servicio para una falda y una blusa. El recibo se entregó al Senado como parte de sus gastos.

En ese mismo municipio oaxaqueño, la senadora facturó 945 pesos por el “servicio de lavandería”, el 31 de mayo de 2016. Para su comprobación fiscal, la candidata usó el R.F.C. del Senado de la República.

Entre otros gastos que la senadora cargó al Senado destacan productos como un antigripales, antiparasitarios, toallas sanitarias, viajes en Uber, taxis, hamburguesas en restaurantes de comida rápida y hasta 25 pesos pagados por la renta de 45 minutos de Internet, el 13 de abril de 2016, en una sucursal de Office Depot, ubicada en la delegación Tlalpan.

En los documentos revisados se identificó que la senadora con licencia entregó al Senado, decenas de facturas para comprobar decenas de compras de despensa y artículos en supermercados, principalmente en tiendas de autoservicio ubicadas al sur de la capital.

Lejos de la austeridad

Las facturas que Sansores entregó al Senado para comprobar sus gastos como legisladora detallan ciertos gustos como la compra de vinos, productos gourmet, ultramarinos y otros que no reflejan la “austeridad” que siempre ha exaltado.

La factura 1143-1021824 expedida por La Europea da cuenta que el 24 de agosto de 2016 se compró 12 botellas de vino Furvus Santo Tomás por las que se pagaron 8 mil 580 pesos; o una factura emitida por El Palacio de Hierro, el 28 de octubre de 2016, en la que se asentó el pago de 15 mil 549 pesos por tres bolsas de mano.

 

El 01 de diciembre de 2016, al inicio de la temporada navideña, la senadora facturó en una tienda departamental, a cargo del Senado, la compra de una muñeca de juguete y accesorios con costo de 4 mil 940 pesos; unos días antes, el 29 de noviembre, pagó 9 mil 716 pesos en otra tienda departamental por seis sillas.

En 2016, Sansores también presentó comprobantes de pago a cuenta del Senado por consumos que realizó en Nueva York, Estados Unidos, y Quito, Ecuador, ambos en septiembre, y a Quito y Guayaquil, Ecuador, en octubre.

En estos viajes, Sansores no sólo facturó el costo de los vuelos y hospedajes; sino que optó por presentar recibos de compra por consumo de alimentos, cervezas, libros y juguetes, como consta en el recibo emitido por el American Museum of Natural History de Nueva York, en el que se detalla la compra de una pieza de “Putty Glow Glux”, una clase de goma moldeable, por la que pagó 8.70 dólares.

La revisión de los documentos que la candidata a la alcaldía de Álvaro Obregón entregó al Senado sobre sus gastos reveló que en septiembre y octubre gastó dos mil 803 dólares en los viajes que hizo a la Unión Americana y a Ecuador.

Entre los documentos revisados se detectó el que corresponde al pago de 22 mil 185 pesos que Sansores pagó a la diseñadora Carmen Rion por al confección del atuendo en el que pidió se estamparan los rostros de los 43 normalistas de la escuela normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, desaparecidos el 26 de septiembre de 2014.

La compra fue comprobada con una nota de pago del 18 de octubre de 2016 a nombre de Layda Sansores, en la que se detalla la compra de una mascada estampada por 6 mi 500 pesos, un vestido estampado por 7 mil 500 pesos, un saco por 9 mil 000 pesos y un rebozo por mil 650 pesos.

Comentarios