Fallo judicial para retirar bloqueo de Bucareli puede aplicarse a otros cierres

cierre de avenidas, el bigdata elbigdatmx

16 agosto 2016 6:00 am

Hace unas semanas el Poder Judicial Federal amparó a un sacerdote quien reclamó a las autoridades capitalinas no aplicar la Ley de Movilidad y retirar el bloqueo que se encontraba sobre la avenida de Bucareli, resolución que podrá tener alcance para otras vialidades que están en la misma situación.

Y es que la calle de Chimalpopoca, entre 5 de Febrero y San Antonio Abad, en la delegación Cuauhtémoc, desde 2012 está tomada por la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) local, por lo que si algún ciudadano presenta otro juicio de amparo por dicha situación, la resolución de Bucareli, la cual garantiza el libre tránsito, será la base para el proceso.

Fuentes judiciales reconocieron la trascendencia del veredicto del Juez Decimosexto de Amparo en Materia Administrativa sobre el juicio 345/2016, pues se puede aplicar a diversos bloqueos que hay en la Ciudad de México, no sólo por particulares u organizaciones sociales sino por las propias autoridades.

Luego de que se divulgó el veredicto judicial, funcionarios capitalinos argumentaron que no se trataba de un cierre de la SSP sino de las corporaciones federales para salvaguardar la Secretaria de Gobernación; sin embargo, la dependencia capitalina sí es la encargada de garantizar el libre tránsito y movilidad a los ciudadanos.

Autoridades consultadas reconocieron que el cierre a la circulación en la calle de Chimalpopoca por la SSP es un ejemplo de los casos donde se puede aplicar el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sobre todo, porque no hay una motivación legal para mantener dicho cierre en lo que, además, es el acceso directo para el Hospital de Homeopatía.

Asimismo, consideraron que las instalaciones de la policía capitalina que se encuentran sobre dicha calle no representan un tema de seguridad nacional que podría justificar el cierre.

Cabe destacar que en meses anteriores era más evidente el cierre de la calle, pues con tambos de señalización anaranjados y presencia policíaca se restringía el paso a vehículos; sin embargo, hace unas semanas sólo se utiliza una cinta plástica  azul, con la presencia de un policía quien desvía el tránsito a calles adyacentes.

Desde la gestión de Manuel Mondragón y Kalb fue cerrada dicha artería con la justificación de trabajos de remodelación de la Plaza Tlaxcoaque y el Hospital Homeopático, pero se quedó de manera  permanente para evitar el paso de vehículos de carga y después de automovilistas provenientes del Centro y que buscaban  incorporarse a Tlalpan para dirigirse hacia el sur.

La arteria de poco más de 100 metros de largo, es utilizada regularmente para hacer maniobras de patrullas, ambulancias del ERUM, camionetas y grúas de la SSP.

En suspenso fallo judicial sobre bloqueo en Bucareli

La sentencia a favor del sacerdote que interpuso el juicio de amparo 345/ 2016 por el bloqueo en Bucareli, aún no está firme, pues el Gobierno de la CDMX presentó un recurso de revisión el 27 de junio, admitido el pasado 1 de agosto, y quedó radicado en el Tribunal Vigésimo de Distrito de Amparo en Materia Administrativa.

De esta manera, mientras no sea ratificada por el Tribunal Colegiado y se hayan agotado los recursos de inconformidad, dicha sentencia no ha quedado firme.

Cabe destacar que el mismo día que se informó sobre la sentencia del Juzgado Decimosexto, la Policía Federal levantó el bloqueo que mantenía en las calle de Bucareli, pero sin una notificación oficial sobre la ejecución de sentencia por parte de las autoridades emplazadas: el GCDMX, SSP y la Semovi, no se puede dar por cumplido el veredicto.

Autoridades judiciales informaron que aunque se haya levantado el bloqueo, si en días posteriores se vuelve a implementar, será un acto continuado sobre una misma acción, y las autoridades implicadas no pueden alegar que se trata de otro acto, diferente al que se refería la sentencia.

La problemática surge por un plantón de manifestantes instalado en esa zona y por las acciones tomadas por la SSPCM que consistieron en cortes a la circulación sobre la Avenida Bucareli y hacer reversible la Calle Morelos, lo que perjudicó al quejoso porque le impidió circular por Avenida Bucareli y lo obligaba a transitar en sentido contrario por la calle Enrico Martínez, en dónde acreditó tener su domicilio.

El sacerdote reclamó la omisión del Jefe de Gobierno, y de los secretarios de Movilidad y de Pública de la Ciudad de México, de aplicar la Ley de Movilidad del Distrito Federal, en lo relativo a la obligación de asegurar la utilización de las vialidades a sus habitantes, con motivo de la imposibilidad para transitar por Avenida Bucareli, en el tramo comprendido desde la Calle Morelos hasta la Secretaría de Gobernación.

Comentarios