Ex chofer de AMLO hace negocio con la basura en la Cuauhtémoc

Basura, camiones de basura, rutas de basura, elbigdata, bigdata

1 marzo 2016 11:59 pm

Trabajadores de limpia en la delegación Cuauhtémoc acusan a Nicolás Mollinedo, director de Recolección y Tratamiento de Residuos Sólidos de la demarcación, de hacer de las 134 rutas para recoger la basura un negocio millonario, al venderlas hasta en 80 mil pesos cada una.

En entrevista con El Big Data Mx, empleados de la Sección 1 “Limpia y Transportes” denunciaron que el ex chofer de Andrés Manuel López Obrador condiciona el trabajo de más de cinco mil trabajadores al pago de una cuota económica para operar alguna de las rutas de recolección.

“Sabemos que se empezó a cobrar esta cantidad a nuestros jefes desde que llegó Mollinedo a la administración delegacional, lo que queremos es que se detenga este cobro y el delegado tome cartas en el asunto’’, denunciaron.

Manuel, como llamaremos al empleado de Limpia para resguardar su identidad, aseguró que la venta de las rutas de la demarcación es un problema añejo; sin embargo, mencionó que desde la llegada de Nico a la dirección, el esquema ha cambiado: ahora se trafica con las rutas hasta en 80 mil pesos.

Según sus declaraciones, el funcionario amagó con quitar el control de las rutas a los trabajadores de Limpia desde el mes de noviembre si éstos se negaban a pagar la cantidad económica señalada.

El agremiado asevera que son por lo menos 40 líderes que controlan las rutas de la basura en la demarcación a los que se le ha cobrado y más de mil empleados que trabajan en el área de Limpia, que en su mayoría son voluntarios.

Esta casa editorial entrevistó a otros empleados que confirmaron la versión , no obstante, se negaron a dar su nombre por miedo a represalias de la administración delegacional que encabeza Ricardo Monreal Ávila.

Se desmarca de las acusaciones

Al ser cuestionado al respecto, Nicolás Mollinedo Bastar negó las acusaciones y aseguró que desde que tomó la batuta de la dirección de Recolección y Tratamiento de Residuos Sólidos de Cuauhtémoc desplegó jornadas de limpieza y trabaja en la mejora de las condiciones laborales de este gremio.

“Es falso lo que me dices, desde que llegamos a la delegación Cuauhtémoc hemos estado trabajando para mejorar las condiciones de los empleados de Limpia y que la recolección de la basura sea una prioridad en la demarcación; prueba de ello son las brigadas que hemos efectuado en las colonias de la demarcación”, declaró Mollinedo para esta casa editorial.

El funcionario público explicó que para ello se adquirieron 30 camiones recolectores de residuos y brazos hidráulicos hace unos meses, puesto que la delegación es una de las que más basura produce en la Ciudad de México.

Mollinedo Bastar causó polémica por ser el chofer de Andrés Manuel López Obrador –cuando éste era jefe de Gobierno del DF– y percibir un sueldo superior a los 60 mil pesos.

Desprotegidos 

A pesar del riesgo que corren los trabajadores por el manejo de residuos, denuncian que no cuentan con seguridad social, y la mayoría ni con un salario semanal, por lo que dependen sólo de las propinas que les brindan los residentes de las colonias.

Por ello, los empleados de Limpia y Transportes han denunciado en repetidas ocasiones que se encuentran desprotegidos cuando sufren algún accidente o percance.

Los agremiados constantemente abordan estos camiones donde manejan materiales que les pueden provocar infecciones y alguna enfermedad, situación que el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Distrito Federal (SUTGDF) asume como algo “normal” y no los protege.

Los camiones recolectores son controlados por trabajadores sindicalizados afiliados a la Sección 1 “Limpia y Transportes” y es parte de las 42 secciones que conforman el Sindicato.

La “UNO”, como se conoce entre los trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, es la encargada del barrido, la recolección y transportación de las 12 mil toneladas de residuos sólidos que se generan diariamente en el área metropolitana, y cuenta con un padrón de afiliados que alcanza los 14 mil 148 trabajadores.

Junto con ellos laboran cinco mil eventuales que realizan otras actividades y diez mil “trabajadores voluntarios” , en su mayoría jóvenes que son reconocidos por su fuerza, habilidad y condición para subir, bajar los residuos a las tolvas y pepenar o reciclar materiales, pero que dependen exclusivamente de las propinas.

Participa y Comenta